Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Mueren 3 de los sirios tratados en los hospitales de Turquía tras el ataque químico

Siria ataque quimico idlib

05-04-2017 - 16:00 CET | Hispanatolia

Al menos 32 sirios afectados por el ataque químico en Idlib fueron trasladados a hospitales en Turquía. La OMS sospecha del uso de gas nervioso como el sarín. Rusia podría bloquear una resolución de condena en la ONU contra el régimen de Assad.

Tres de las personas que fueron trasladadas el martes de urgencia a Turquía desde la provincia siria de Idlib tras un ataque con armas químicas que dejó cerca de un centenar de fallecidos habrían muerto en hospitales turcos, según confirmó el miércoles el vice primer ministro Veysi Kaynak.

“Los heridos fueron trasladados a nuestro hospital (estatal) en Reyhanlı y están siendo tratados allí. Por supuesto, se requieren condiciones muy técnicas tanto para que no se propaguen los efectos de las armas químicas, biológicas o nucleares, como para su tratamiento. Tres personas han muerto y he dado instrucciones para que se practique la autopsia a una de ellas”, dijo el ministro.

“Quiero también que la Organización Mundial de la Salud (OMS) u organizaciones de derechos humanos participen en la autopsia”, declaró Kaynak, quien advirtió que lo sucedido podría suponer el fin definitivo de la frágil tregua vigente en Siria en el marco de las negociaciones de paz para poner fin a los más de seis años de guerra civil en el país

“Por desgracia, este es un suceso ante el que las grandes potencias permanecen insensibles y no se esfuerzan en buscar una solución. Una de las consecuencias más negativas de esto podría ser el hecho de que desafortunadamente podría traer el fin de los esfuerzos para un alto al fuego permanente que se inició en (el proceso de diálogo de) Astana, con la oposición sentada indirectamente a la mesa con el régimen sirio”, señaló Kaynak.

Por otro lado el ministro de Salud turco Recep Akdağ confirmó el miércoles que Turquía había identificado pruebas de que el ataque perpetrado el martes en Idlib había sido provocado por un arma química, tal y como sospecha la OMS. Un total de 32 sirios heridos fueron trasladados el martes de urgencia desde Idlib al paso fronterizo de Cilvegözü, en la provincia de Hatay, donde les esperaban decenas de ambulancias y equipos médicos equipados especialmente para hacer frente a amenazas químicas, biológicas o radiactivas, pertenecientes a la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD) de Turquía.

Estados Unidos, Reino Unido y Francia han propuesto una resolución de condena en el Consejo de Seguridad de la ONU a la que sin embargo podría oponerse Rusia, aliada de Assad y con derecho a veto, si como se espera los países occidentales culpan directamente al régimen sirio del ataque. Concretamente Washington afirma que las muertes fueron causadas por gas sarín arrojado por un avión del régimen sirio, pero Moscú alega que el gas se escapó de un almacén de los rebeldes sirios que fue bombardeado por la aviación siria.

La propia OMS confirmaba el miércoles que los síntomas de las víctimas parecían propios de un ataque con un agente nervioso como gas sarín, desmintiendo así las primeras informaciones que el martes apuntaban al empleo de gas cloro, que de haberse utilizado habría provocado heridas externas.

“Algunos casos parecen mostrar síntomas adicionales consecuentes con la exposición a químicos organofosforados, una categoría de agentes químicos que incluye los agentes nerviosos”, indicó la OMS en un comunicado, en el que elevaba la cifra de muertos a más de 70. La organización informó además que sus expertos en Turquía estaban proporcionando asesoramiento a los equipos médicos en Idlib sobre el tratamiento de los pacientes que no habían sido trasladados al otro lado de la frontera, y que se habían enviado a Siria medicamentos tales como la atropina, antídotos y cierto tipo de esteroides para el tratamiento de algunos síntomas.

El uso de armas químicas en la guerra de Siria comenzó a documentarse en 2012, incluyendo numerosas alegaciones sobre el uso de gas cloro en Alepo entre septiembre y diciembre de 2016, en plena ofensiva del régimen y sus aliados rusos e iraníes para arrebatar los distritos orientales de la ciudad a la oposición. No obstante el ataque documentado este martes en Idlib es el más grave desde el registrado en agosto de 2013 en Ghouta, según la OMS.

Más sobre: Siria

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet