Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

La NASA desvela el misterio sobre el agua de color turquesa en el Bósforo

Estambul bosforo turquesa

14-06-2017 - 18:00 CET | Hispanatolia

En los últimos días las aguas del Bósforo y el Mar Negro habían aparecido teñidas de un inusual color turquesa. Aunque muchos residentes de Estambul lo atribuyeron a la contaminación, la NASA cree haber hallado la explicación al fenómeno.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos ha desvelado el misterio del misterioso color que han adoptado las aguas del Bósforo y el Mar Negro en los últimos días, desatando la intriga entre muchos turcos que han visto como el habitual tono azul oscuro del estrecho que separa Asia de Europa adoptaba un color turquesa.

Muchos residentes de la provincia de Estambul se han cuestionado en los últimos días si tras este tono turquesa adoptado por las aguas del Bósforo y también en muchas zonas del oeste del Mar Negro podría deberse a la polución, después de que el pasado mes de mayo un fenómeno similar se diese en el Mar de Mármara, teñidas en aquella ocasión de un color anaranjado.

De acuerdo a la explicación proporcionada por la agencia espacial estadounidense, el color turquesa observado en las aguas de la región habría sido provocado por un tipo de fitoplancton, unos organismos unicelulares que realizan la fotosíntesis a partir de la luz solar y se alimentan de los nutrientes en el agua que proporcionan, en este caso, la desembocadura en el Mar Negro de los ríos Danubio y Dniéper.

Un espectrorradiómetro de imágenes de media resolución (MODIS) a bordo del satélite Aqua, lanzado por la NASA en 2002, detectó por primera vez la presencia del afloramiento de fitoplancton en el Mar Negro –que desemboca a su vez en el Estrecho del Bósforo- el pasado 29 de mayo. El color turquesa está causado en esta ocasión por la cápsula celular que envuelve a cada célula del plancton, que refleja en parte la luz solar y que al ser observada a distancia provoca un efecto óptico que hace que el color del agua parezca más claro de lo que es realmente.

El fenómeno aparecido a principios de mayo en el Mar de Mármara también fue atribuido en aquella ocasión a causas naturales, en concreto a una rápida multiplicación de noctiluca, un tipo de plancton. Los expertos aseguraron entonces que se trataba de un fenómeno natural y que el agua coloreada no representaba un peligro para la salud.

Si bien la propagación de este tipo de microorganismos puede ser beneficiosa para la pesca al incrementar los nutrientes disponibles, un exceso de plancton y fitoplancton puede también acabar con el oxígeno del agua poniendo en riesgo la vida marina.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet