Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El ejército turco bombardea posiciones del YPG en el norte de Siria

Ejercito turco artilleria disparos

28-06-2017 - 15:30 CET | Hispanatolia

El presidente turco insistió el martes en que Ankara no descarta una nueva operación militar en Siria ante la creciente amenaza que representa el YPG. Varios informes documentan que este grupo recluta niños de hasta 12 años para sus filas.

Las Fuerzas Armadas Turcas (TSK, por sus siglas en turco) bombardearon a última hora del martes varios objetivos en el cantón sirio de Afrin de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), brazo armado de la facción siria Partido de la Unión Democrática (PYD), según informó el ejército turco en un comunicado divulgado el miércoles, confirmando los informes sobre la intensificación de los combates en esta región del noroeste de Siria fronteriza con Turquía.

En el comunicado, las TSK indicaban que inicialmente los militantes del PYD/YPG lanzaron inicialmente proyectiles de artillería y abrieron fuego de ametralladora contra posiciones turcas y del Ejército Libre Sirio (ELS) sobre las 21:00 hora local del martes (20:00 CET), lo que desató la respuesta de represalia del ejército turco.

El ataque inicial de las fuerzas del YPG se habría producido contra posiciones del ELS al sur de la localidad siria de Azaz; según informaron medios turcos, los disparos de artillería eran audibles desde la ciudad fronteriza turca de Kilis, situada a unos 20 kilómetros de distancia de la zona de los enfrentamientos.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan reiteró el martes en declaraciones al diario ruso Izvestia que el ejército turco podría volver a lanzar una gran operación militar en el norte de Siria como la recientemente concluida “Escudo del Éufrates” –que arrebató al Daesh un territorio de unos 2.000 kilómetros cuadrados entre las ciudades sirias de Yarabulus, Azaz y Al Bab- ante la creciente amenaza que representa la presencia del PYD/YPG en la región para la seguridad nacional de Turquía. Dicha operación podría incluir, según Erdoğan, las ciudades de Manbij y Raqqa, y según algunas fuentes también el cantón sirio de Afrin.

Ankara insiste en que el PYD/YPG no es más que la rama siria del PKK, reconocido como un grupo terrorista por la UE y EE.UU.; precisamente la decisión anunciada por Washington de armar al YPG de cara a la ofensiva de este grupo contra la considerada hasta ahora como capital del Daesh, Raqqa, ha desatado la indignación en el gobierno turco, especialmente después de que en los últimos días el gobierno estadounidense haya matizado sus afirmaciones iniciales en las que garantizaba a Turquía que esas armas entregadas al YPG –que incluyen armamento pesado como blindados y tanques- serían devueltas una vez finalizada la operación en Raqqa.

Este miércoles estaba previsto que el ministro de Defensa turco Fikri Işık se reuniera en Bruselas con su homólogo estadounidense Jim Mattis antes de la cumbre de la OTAN, en un encuentro en el que el tema principal sería la cuestión en torno al destino de las armas que recibirá el PYD/YPG, al que Washington no designa como una organización terrorista pese a que sí considera como tal a su homólogo en Turquía, el PKK.

Mattis afirmó recientemente que, contrariamente a las primeras garantías dadas por EE.UU. a las autoridades turcas, Estados Unidos continuará proporcionando armas al YPG tras la batalla de Raqqa; preguntado por los periodistas por la cuestión del retorno de las armas entregadas a este grupo armado para combatir al Daesh, Mattis respondió que ese retorno estará supeditado a las necesidades ofensivas en Siria, y se mostró precavido al ser preguntado si todas las armas serán devueltas.

EE.UU. reconoce que el YPG recluta a niños para sus filas

Precisamente el martes un informe sobre tráfico de seres humanos publicado por el Departamento de Estado de EE.UU. confirmaba que el PKK y el PYD/YPG continúan recurriendo a la práctica de reclutar a menores de edad incluso de sólo 12 años para combatir en sus filas, pese a que en 2014 ambos grupos se habían comprometido a desmovilizar a todos sus combatientes menores de 18 años en Turquía, Siria e Irak.

Según el documento, el YPG y el PKK reclutarían habitualmente para combatir en Siria a niños y niñas de entre 12 y 15 años, sometiéndoles a adoctrinamiento ideológico y enviándolos a campos de entrenamiento, en muchos casos llevándoselos a la fuerza en contra del deseo de sus propias familias. El informe señala en este sentido que los niños de Siria e Irak son especialmente vulnerables al reclutamiento forzoso por parte de grupos armados como el YPG, pero también por el Daesh o las milicias chiíes apoyadas por Irán.

Un reciente informe publicado por el Ministerio del Interior de Turquía aseguraba que la mayoría de los miembros del PKK reclutados fuera de Turquía proceden predominantemente de Siria, donde el YPG es especialmente activo, con una media de edad de 12 años. Otro informe elaborado en 2015 por KurdWatch, una web del Centro Europeo para los Estudios Kurdos que documenta las violaciones de derechos humanos contra los kurdos en Siria, confirmaba que el YPG recluta a niños de hasta 12 años de edad, a menudo mediante el reclutamiento forzoso.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet