Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Un tribunal de Estambul absuelve a una mujer que mató a su marido maltratador

Juicio juez sentencia tribunal

05-07-2017 - 17:00 CET | Hispanatolia

Yasemin Kaymaklı había ingresado en prisión hacía tres años tras matar con un cuchillo a su marido. El tribunal reconoce ahora que el homicidio fue en legítima defensa ante su indefensión y el pánico.

Un tribunal de la ciudad turca de Estambul ha decidido absolver a una mujer que ingresó en prisión hace tres años tras matar con un cuchillo a su marido, algo que la acusada siempre mantuvo que hizo en defensa propia ante los continuos malos tratos que ponían en peligro su vida.

“No quería hacerlo. No lo hice intencionadamente ni con conocimiento. Pero de no hacerlo, nunca habría podido salir (viva) de esa casa. Yo sé por lo que he pasado. Llamé a la policía pero él rompió los teléfonos. Pedí ayuda, pero no pude conseguirla”, declaró el martes la acusada, Yasemin Kaymaklı, ante la Corte de Crímenes Graves nº 13 del distrito de Bakırköy, que a última hora del 4 de julio sentenció que la mujer había cometido el homicidio como resultado de “verse superada a causa del miedo y el pánico”.

El tribunal declaró por tanto a Kaymaklı absuelta del cargo de “asesinato premeditado” atribuyendo la muerte a un caso de legítima defensa, por lo que decretó la absolución de la acusada, que fue puesta el miércoles por la mañana en libertad; a su salida de la prisión para mujeres de Bakırköy, Kaymaklı fue recibida por su familia y un grupo de mujeres que pronunciaban cánticos y eslóganes de apoyo.

Ante las personas que acudieron a recibirla y los medios de comunicación, Kaymaklı hizo una breve declaración en la que expresaba su felicidad por estar libre y daba las gracias a quienes la habían apoyado durante todo este tiempo. Su abogada, Diren Cevahir Şen, destacó por su parte que cada año decenas de mujeres mueren en Turquía a causa de la violencia de género por no tener suficiente protección.

Yasemin es sólo una de las que pudo escapar por poco de la muerte... Ella ha estado en prisión durante tres años, pero nosotros nunca perdimos la esperanza. Ella es una de las mujeres que ha sufrido abusos físicos toda su vida (a manos de su marido). Todo lo que ella pretendía era poner fin a esta violencia. Hemos intentado de explicar esto al tribunal”, dijo la letrada. “Hoy ha vuelto a aparecer ante el tribunal por 14º vez. Su absolución es enteramente el resultado de la lucha de las mujeres”, añadió Şen.

El caso de Yasemin Kaymaklı ha despertado muchas simpatías y apoyos, incluyendo el de Çilem Doğan, otra mujer víctima de los malos tratos que se convirtió en todo un símbolo de la lucha contra la violencia de género que fue puesta en libertad condicional en 2016 tras entregarse a la policía un año antes, y confesar que había asesinado a su marido con la pistola que éste guardaba, después de que durante años la sometiera a abusos, violaciones, malos tratos y la forzara a prostituirse, y de que sus denuncias ante la policía cayeran en saco roto.

Un nuevo caso de violencia de género con tres víctimas

Precisamente el martes por la noche un hombre de 37 años identificado como Musa Güler sembró el terror en la localidad portuaria de Gemlik, en la provincia noroccidental de Bursa, en un nuevo caso relacionado con la violencia de género después de que el agresor disparara contra su exmujer, que había ganado una demanda de divorcio contra él exigiéndole una compensación económica.

Tras malherir a su antigua cónyuge con una escopeta de caza, el hombre se dirigió hacia los juzgados de la ciudad donde disparó contra el abogado de la que fuera su esposa, Özgür Aksoy, y contra un sargento de la policía que intentó impedir el crimen, İdris Büyükdönmez. Büyükdönmez murió en el acto y Aksoy fallecería posteriormente de sus heridas en el hospital, mientras que el atacante, tras tomar un rehén, terminó finalmente por suicidarse con su mismo arma tras verse acorralado por unidades de asalto de la policía.

Inicialmente el incidente fue confundido con un ataque terrorista, por lo que una gran multitud de personas se dirigió hacia los juzgados de la localidad gritando consignas contra el terrorismo, hasta que las autoridades desmintieron cualquier vinculación. La exmujer del atacante se recupera de sus heridas en el hospital. El policía y el abogado asesinados fueron enterrados el miércoles en Gemlik en unos funerales multitudinarios.

Más sobre: MujerEstambul

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet