Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

1.800 millones de musulmanes en todo el mundo celebran la Fiesta del Sacrificio

Carnero fiesta sacrificio

01-09-2017 - 12:00 CET | Hispanatolia

Según la tradición del Islam, es costumbre sacrificar un animal para que su carne sea distribuida entre vecinos, familiares y amigos, y también entre los más necesitados. Es en estos días cuando se realiza además el peregrinaje a la Meca o Hajj.

1.800 millones de musulmanes en todo el mundo, incluyendo los que viven en Turquía, comenzaron este viernes 1 de septiembre a festejar la Fiesta del Sacrificio (Eid al-Adha en árabe), llamada por los turcos Kurban Bayramı, una festividad sagrada en la que millones de fieles aprovechan además para realizar el peregrinaje a la Meca, el Hajj.

Al igual que en la mayoría de los países islámicos, los cuatro días de celebración se iniciaron en Turquía el 1 de septiembre: unas fechas en la que según la tradición se sacrifica un animal –normalmente una cabra o una oveja, o también una vaca o incluso un camello- para que su carne sea distribuida entre vecinos, familiares y amigos, pero también entre los más necesitados, independientemente de su religión, raza o nacionalidad. El Kurban Bayramı es también una festividad en la que se recuerda a aquellos seres queridos que ya no están presentes, por lo que muchos turcos aprovechan estos días para visitar las tumbas de sus seres queridos fallecidos.

Este año el gobierno turco acordó extender las vacaciones hasta 10 días, juntando la Fiesta del Sacrificio con el Día de la Victoria –que se celebra el 30 de agosto para conmemorar la victoria en la Guerra de la Independencia Turca- para ayudar al sector turístico y fomentar la economía, por lo que el largo puente festivo se prolonga para muchos turcos del 28 de agosto hasta el 4 de septiembre.

La decisión ha sido aplaudida por los empresarios del sector hotelero, dado que aunque la tradición marca reunirse con la familia, muchos ciudadanos turcos aprovechan estas fiestas para viajar a resorts turísticos y pasar el tiempo en la playa. Un punto negativo de estas fiestas es que, dado que se producen millones de desplazamientos por carretera, es habitual que se produzca un gran número de accidentes con víctimas.

Los últimos datos señalan que sólo en los seis primeros días del puente, 65 personas han muerto y 330 han resultado heridas en siniestros en las carreteras turcas, pese a que el aumento de los controles y las campañas de concienciación de las autoridades han contribuido a reducir este año significativamente el número tanto de accidentes como de fallecidos.

Otro de los acontecimientos que se viven en estas fechas es el peregrinaje anual a la Meca, la ciudad más sagrada para el Islam, en la que musulmanes de todo el mundo viajan al que está considerado como el centro espiritual del Islam y hacia el cual se orientan cada día los fieles al rezar.

Este año está previsto que más de 1,8 millones de personas acudan en peregrinación o Hajj, una práctica que constituye uno de los cinco pilares del Islam –los otros cuatro son la creencia en un solo Dios y en Mahoma como su último profeta, las cinco oraciones diarias, la ayuda a los necesitados, y el ayuno durante el Ramadán- y que todo musulmán que no esté impedido por la salud o el dinero debe realizar al menos una vez en la vida. Arabia Saudí, que controla las ciudades santas de la Meca y Medina, impone estrictas cuotas anuales a cada país para evitar la masificación en el peregrinaje anual, y es obligatorio contar con un visado especial para el Hajj expedido por las autoridades saudíes para viajar en estas fechas.

La fiesta musulmana del Sacrificio se realiza en memoria del sacrificio que el profeta Abraham estuvo dispuesto a hacer a Dios con su hijo; Abraham es considerado en el Islam como uno de los grandes profetas de la historia de la Humanidad, al igual que Moisés o Jesús, siendo para los musulmanes el último y mayor de ellos Mahoma.

Según cuenta el Corán-como lo hace también la Biblia cristiana o la Torá judía- Abraham se mostró dispuesto a sacrificar a su hijo primogénito como prueba de su lealtad y sumisión a Dios, si bien según el Corán es Ismael el protagonista de la historia de Abraham, a diferencia de la tradición judeo-cristiana que otorga este papel a Isaac. Al final, Dios fue compasivo con Abraham y éste sacrificó un carnero en su lugar.

Más sobre: Islamarabia saudí

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet