Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Un tribunal turco condena a 4 años de cárcel al hombre que golpeó a una mujer en un autobús

07-09-2017 - 15:00 CET | Hispanatolia

El agresor, que sufría desde hace años problemas mentales y había abandonado su tratamiento, fue grabado por las cámaras de seguridad atacando a una mujer y gritándole ‘’¡Eres el diablo!’’ por llevar pantalones cortos.

Un tribunal de Estambul condenó el jueves a Abdullah Çakıroğlu, acusado de golpear el pasado mes de septiembre en un autobús público de la ciudad a una joven por vestir pantalones cortos, a 3 años y 10 de meses de prisión por la agresión, que despertó una ola de indignación pública y en las redes sociales.

El suceso se produjo el pasado 12 de septiembre de 2016, cuando Çakıroğlu golpeó en la cara a Ayşegül Terzi, una joven de 23 años de prisión y enfermera de profesión que viajaba en autobús por el barrio estambulita de Maslak, mientras el agresor gritaba “¡Las que llevan pantalones cortos deben morir!” y “¡Eres el diablo!”.

La mujer, que por fortuna sólo sufrió heridas menores, quedó brevemente inconsciente tras recibir el golpe. Fue otro joven que viajaba en el autobús el que intervino para frenar la agresión haciendo huir a Çakıroğlu, quien fue detenido posteriormente gracias a la difusión de la grabación de las cámaras de seguridad del autobús.

Tras el incidente, la víctima presentó una querella criminal contra Çakıroğlu, quien al parecer padece un trastorno mental, y contra el que la fiscalía pidió hasta nueve años y cuatro meses de prisión por los cargos de “obstrucción al uso de la libertad de creencia y pensamiento”, “incitación al odio en la sociedad”, “daños físicos deliberados” e “insultos e injurias”.

A la ola de indignación social que despertó la agresión hubo que sumar el hecho de que inicialmente el agresor fue puesto en libertad  sólo unas horas después de su detención, dado que el fiscal no consideró en un principio que las heridas causadas fueran motivo para su ingreso en prisión preventiva. Sin embargo el mismo día de su liberación, y tras la intervención del propio ministro de Justicia, el agresor volvió a ser detenido.

La víctima recibió entonces el apoyo en persona de la ministra de Familia y Políticas Sociales de Turquía, Betül Sayan Kaya. La primera sesión del juicio tuvo lugar el 26 de octubre del año pasado, una sesión en la que el tribunal volvió a decretar la puesta en libertad condicional de Çakıroğlu, quien al parecer y según informó su propia familia trabajaba como guardia de seguridad para una empresa privada.

El propio agresor confesó, en uno de los interrogatorios ante la policía tras su detención, que sufría problemas mentales y estaba recibiendo tratamiento. “La golpeé impulsivamente”, dijo entonces, añadiendo que había agredido a la joven porque vestía en contra de sus creencias.

El hermano del agresor también confirmó por entonces a la prensa que Çakıroğlu sufría desde hacía años un trastorno bipolar y que había sido tratado en repetidas ocasiones en centros de salud mental. Según su familia, tras haber sido de alta de un hospital después de su último tratamiento por sus problemas mentales, Çakıroğlu había dejado de tomar su medicación cuando se produjeron los hechos, lo que pudo desencadenar la agresión.

Más sobre: estambulmujerjuicio

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación