Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para garantizar el buen funcionamiento de la web y mejorar la experiencia del usuario. Al seguir navegando, acepta el uso de cookies en este sitio web.

Puede obtener más información o conocer nuestra Política de Cookies aquí.

X

Publicidad

Cultura

Un científico de EE.UU. tratará de encontrar en el Monte Ararat de Turquía el Arca de Noé

28-10-2017 - 00:00 CET | Hispanatolia

Numerosas expediciones han tratado de encontrar sin éxito evidencias del Arca de Noé en el Monte Ararat, siguiendo el relato de la Biblia. El Corán por contra afirma que el Arca se posó a 300 km de distancia, en el Monte Yudi.

Raul Esprante, un investigador estadounidense, ha viajado a la provincia turca de Ağrı –en el extremo oriental de Turquía- para tratar de encontrar evidencias de la presencia del Arca de Noé en el famoso Monte Ararat (Ağrı Dağı, en turco), un volcán extinto que con sus 5.165 metros es el pico más alto del país.

Durante un simposio de tres días de duración sobre el Ararat y el Arca en el que participaron un total de 108 científicos turcos y extranjeros, Esprante –natural de California- afirmó en declaraciones a la agencia de noticias Anatolia que esperaba encontrar evidencias en Turquía de la existencia del legendario barco que Noé construyó para escapar del Diluvio.

“Mi intención es visitar zonas en torno al monte para encontrar pistas de sucesos catastróficos en el pasado. Creo que se necesita un trabajo científico riguroso y serio en la zona”, dijo el investigador estadounidense, que mostró su deseo de trabajar con científicos, geólogos y arqueólogos locales.

Nosotros tenemos los recursos técnicos, y podemos trabajar conjuntamente con los expertos locales”, subrayó Esprante, quien añadió además que el resultado de sus investigaciones será publicado en libros y revistas, si bien “en este momento es demasiado pronto para saber qué vamos a encontrar”.

Por su parte el profesor turco Oktay Belli, de la Universidad de Estambul, quien también asistió al simposio de expertos sobre el tema celebrado en Ağrı, afirmó haber estado llevando a cabo excavaciones y estudios en la región oriental de Anatolia durante 47 años y haber asistido a 33 congresos internacionales sobre esta cuestión.

El Arca de Noé y el diluvio no son un mito, sino un suceso real mencionado en todos los libros sagrados. Sucedió en Anatolia, y forma parte de la cultura de nuestro pueblo”, subrayó Belli, destacando la importancia de que 108 expertos sobre el tema se hubiesen congregado en Turquía para analizar los diferentes aspectos que rodean a la leyenda de Noé y el Diluvio.

La investigación que Esprante pretende iniciar en el Ararat no es sin embargo la primera –ni será la última- que expertos y entusiastas extranjeros del Diluvio y del relato bíblico llevan a cabo en torno al Monte Ararat. Aunque en varias ocasiones algunas de estas expediciones han afirmado haber encontrado evidencias o incluso restos de la famosa Arca de Noé, lo cierto es que hasta la fecha no se han dado a conocer pruebas irrefutables de su existencia.

Gran parte de este fracaso puede deberse a que aunque la Biblia menciona que el arca se posó sobre el Ararat tras el Diluvio, muchos expertos sostienen que este nombre antiguamente no hacía referencia sólo al monte en cuestión, sino a toda la región al este de Anatolia.

Un relato sobre el Diluvio que varía de la Biblia al Corán

La historia sobre un Diluvio universal que causó una inundación mundial es mencionada en textos de numerosas culturas y religiones de todo el mundo; en lo que respecta a la historia de Noé como un profeta o enviado de Dios que construye por mandato divino un arca de madera para salvar a los animales de las aguas, es mencionada en las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el Islam.

El relato en el que creen los musulmanes sin embargo varía ligeramente del que se menciona en los textos de la Biblia; así el Corán dice que Dios (Allah) anunció a Noé (Nuh) la llegada de una gran inundación que cubriría la tierra, eligiéndolo especialmente para advertir a sus congéneres de que de no rectificar sus actos y creer en su aviso afrontarían el castigo divino.

Nuh es de hecho un profeta muy importante en el Islam, y el Corán hace hasta 43 referencias a él además de tener un sura (capítulo) con su nombre. Según el libro sagrado de los musulmanes, Noé tiene cuatro hijos, aunque uno de ellos tampoco cree en su revelación y acaba ahogándose con el resto; sin embargo a partir de aquí el Corán varía respecto a la Biblia.

Así por ejemplo el texto coránico no dice que Noé bebiera vino o tuviera un comportamiento inapropiado; por otro lado en el Islam no se dice que el arca que Noé construye sea para trasladar a una pareja de todas las especies de animales de la Tierra, sino más bien una pareja de los animales que Noé y los suyos pudieran necesitar, para salvarlos así junto con los miembros de su familia (con excepción de los incrédulos) y los que hubieran creído en él.

Además tras bajar las aguas, el Arca no se posa en el Monte Ararat, como afirman los textos bíblicos, sino en el Monte Yudi (Cudi, en turco), que es mencionado también en la tradición de los primeros cristianos. El monte, de mucha menor altura que el Ararat (tiene “sólo” unos 2.000 metros), se ubica en la actual provincia turca de Şırnak, y se encuentra a unos 300 kilómetros al suroeste del Ararat.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación