Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Salen a la luz nuevos detalles del atentado frustrado del Daesh en Estambul

31-10-2017 - 16:30 CET | Hispanatolia

Las dos células terroristas del Daesh detenidas el sábado planeaban cometer una masacre sembrando el pánico entre la multitud en un centro comercial de Estambul, con un ataque terrorista que constaba de tres fases.

Nuevos detalles del gran atentado que dos células terroristas del Daesh planeaban llevar a cabo el pasado fin de semana en Estambul van saliendo a la luz a medida que progresa la investigación, que arrojaba cada vez más indicios sobre la intención de los militantes de llevar a cabo una auténtica masacre.

Cuatro sospechosos fueron detenidos el sábado junto con un coche y una motocicleta cargados con explosivos que estaban aparcados en el centro comercial Forum İstanbul, situado en el distrito europeo de Bayrampaşa junto a la principal estación de autobuses de la ciudad. La operación para capturarlos se puso en marcha cuando los cuatro militantes del Daesh intentaron alejarse del vehículo, momento en que los agentes que vigilaban el lugar como parte de un dispositivo de seguridad previamente fijado les dieron el alto.

Uno de los terroristas recibió un disparo en la pierna al tratar de escapar, según informó la prensa turca, que también indicó que dos de ellos eran un matrimonio austriaco de origen turco que había estado viviendo en el distrito de Arnavutköy de Estambul durante los últimos cinco años.

Los equipos de artificieros que acudieron al parking del centro comercial donde se desarrolló la operación encontraron un total de 66 artefactos explosivos caseros con dispositivos de detonación por control remoto que habían sido colocados en ambos vehículos. Posteriormente y durante los registros llevados a cabo en el centro comercial, la policía turca también localizó cuatro hornos microondas llenos de explosivos que estaban en el interior del edificio.

Fuentes policiales citadas por medios turcos bajo condición de anonimato confirmaron que los terroristas planeaban cometer los atentados el domingo, coincidiendo con las celebraciones en Turquía por el Día de la República. La investigación policial ha determinado que los militantes del Daesh querían cometer una auténtica masacre llevando a cabo un plan de ataque de tres fases, que pudo ser frustrado gracias a las pesquisas llevadas a cabo por la policía.

Según la policía, los terroristas habían comprado los hornos microondas en varias tiendas del centro comercial, y tras llenarlos de explosivos en el parking, volvieron a entrar en el edificio diciéndoles a los guardias de seguridad privada que vigilaban la entrada que querían devolverlos por un problema, ante lo que los guardias los colocaron en depósitos de seguridad.

Al parecer los cuatro miembros del Daesh detenidos el sábado planeaban detonar los explosivos dentro de los hornos por medio de control remoto como parte de la primera fase de su plan, que en su segunda fase incluía activar los explosivos colocados en el coche y la motocicleta aparcados en el parking del centro comercial justo en el momento en que la gente que se encontraba en el interior del edificio intentase salir al exterior por el pánico.

La tercera y última fase de su plan habría llegado minutos después, cuando lo peor pareciese haber pasado y la gente se arremolinase en torno a los heridos de las dos primeras fases del ataque tratando de ayudar a las víctimas: en ese momento los cuatro terroristas, provistos de cinturones con explosivos, se habrían infiltrado entre la multitud donde se habrían inmolado causando una auténtica masacre.

El terrorífico plan pudo ser frustrado gracias a que el día antes, viernes, la policía encontró en dos viviendas usadas por los terroristas en los distritos estambulitas de Esenyurt y Arnavutköy material usado para fabricar bombas. Los militantes del Daesh quisieron destruir ese material para intentar borrar sus huellas y distraer la atención de las fuerzas de seguridad, pero en realidad fueron precisamente los incendios provocados en ambas viviendas lo que puso a la policía turca sobre la pista de los atentados que planeaban el domingo.

En la vivienda ubicada en Esenyurt, la policía halló cuatro bombonas de gas, dos bidones de plástico llenos de productos químicos, otros dos bidones con gasolina, y grandes cantidades de nitrato de amonio –un fertilizante comúnmente usado para fabricar bombas- así como bolas de acero para metralla, entre otros materiales. En Arnavutköy se encontró equipamiento similar que los terroristas trataron también de destruir con el fuego.

Más sobre: estambuldaesh

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación