Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Turquía vive su peor sequía del último medio siglo

Imagen comparativa de la presa de Mumcular, en la provincia turca de Muğla

Imagen comparativa de la presa de Mumcular, en la provincia turca de Muğla

22-11-2017 - 18:00 CET | Hispanatolia

Casi 12.000 hectáreas de bosques han sido calcinadas por los incendios este año en Turquía, según datos del Ministerio de Bosques y Aguas del país. El nivel de agua de los pantanos que abastecen a Ankara apenas supera el 20%.

2017 ha sido el año más seco en los registros de Turquía de los últimos 44 años, lo que a su vez ha provocado que miles de hectáreas de bosques hayan sido pasto de las llamas, según datos dados a conocer por el ministro de Bosques y Aguas del país, Veysel Eroğlu.

Durante la presentación el martes ante la comisión parlamentaria encargada de redactar los presupuestos del Estado para 2018, Eroğlu informó que desde inicios de 2017 se han registrado un total de 2.315 incendios forestales que han calcinado 11.781 hectáreas de bosques.

“Podemos extinguir los incendios en un período muy corto de tiempo, pero las tareas de enfriamiento del terreno llevan entre dos y diez días”, dijo el ministro desmintiendo que se tardasen hasta 10 días en extinguir algunos incendios.

Eroğlu también destacó los esfuerzos de reforestación que lleva a cabo su ministerio por todo el país, así como el aumento de las áreas protegidas: “Mientras que en 2002 había 20,8 millones de hectáreas de bosques (en Turquía), hemos incrementado esa cifra hasta los 22,3 millones de hectáreas. Entre 2003 y 2017 se han plantado 3.800 millones de plantones (árboles)”.

“En los últimos 15 años, hemos incrementado el número de zonas protegidas de 175 a 553, y el número de parques nacionales de 33 a 42. Tenemos también 222 parques naturales”, añadió Eroğlu en la presentación de su informe, quien destacó también que “contrariamente a la creencia general” los esfuerzos de su ministerio no sólo se centran en proteger los árboles, sino también todo tipo de especies de flora y fauna en peligro, entre las que se incluyen ciervos e ibis. “Es más, estamos alimentando a los animales durante el invierno”.

Respecto de las críticas sobre el impacto medioambiental que causan las obras de construcción de infraestructuras que se llevan a cabo en Turquía, especialmente cuando deben atravesar zonas de bosque, el ministro subrayó que se plantan cinco veces más árboles de los que se deben cortar.

“Por ejemplo, si se va a construir una carretera o un aeropuerto, puede que tenga que atravesar un bosque. Tenemos cuidado de plantar cinco veces más árboles de los que se cortan. Estamos construyendo también puentes ecológicos (para la fauna)”, destacó Eroğlu.

Según cifras publicadas la semana pasada por la prensa turca, el nivel medio del agua embalsada en las 8 presas que proporcionan agua a Ankara es de sólo el 21,55%: una situación que se repite en gran parte del país.

Uno de los pantanos que abastece a la capital, el de Kızılcahamam Akyar, se ha secado ya por completo. Todo ello a pesar de los planes anunciados por el propio Eroğlu para duplicar el número de presas por todo el país en un plazo de cinco años, hasta elevarlo a las 454 para el año 2023.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet