Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

La justicia de EE.UU. retira los cargos contra 11 de los 15 guardaespaldas de Erdoğan

Eeuu incidentes guardaespaldas erdogan

22-03-2018 - 15:30 CET | Hispanatolia

Las autoridades de EE.UU. han negado presiones políticas, después de que la fiscalía retirara los cargos contra todos excepto 4 de los guardaespaldas de Erdoğan por los incidentes desatados el pasado mayo en la embajada turca en Washington.

Las autoridades estadounidenses anunciaron a última hora del miércoles la retirada de los cargos presentados contra 11 de los 15 guardaespaldas del presidente turco Recep Tayyip Erdoğan por los incidentes ocurridos en mayo del año pasado ante la sede de la embajada turca en Washington D.C., cuando se produjo una pelea entre ciudadanos turcos que apoyaban a Erdoğan y simpatizantes del PKK concentrados frente al edificio.

Inicialmente, la fiscalía había pedido en noviembre pasado la retirada de los cargos presentados contra 4 de los 15 guardaespaldas de Erdoğan; a mediados de febrero, en vísperas de la visita del Secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson a Ankara para tratar de limar asperezas con Turquía, se retiraron los cargos contra otros 7 miembros del equipo de seguridad del presidente turco, incluyendo entre ellos al propio jefe de seguridad de Erdoğan.

No obstante las autoridades estadounidenses han insistido en que la fiscalía no ha sido presionada políticamente para retirar las acusaciones contra el séquito de seguridad del mandatario turco; por el contrario, alegan que las decisiones han estado motivadas por la identificación errónea de algunos de los sospechosos o por la falta de evidencias claras contra otros de los acusados, según confirmaron fuentes relacionadas con el caso al diario Wall Street Journal. No obstante la fiscalía continúa con las acusaciones contra cuatro guardaespaldas del presidente turco, además de otros dos ciudadanos canadienses.

Al parecer los problemas para la acusación se habrían iniciado el pasado otoño, cuando la policía de Washington y el Departamento de Estado no lograron identificar correctamente a los implicados en el incidente ni aportar las pruebas necesarias. Además según confirmó uno de los abogados de la defensa, cuatro de los guardaespaldas acusados pudieron demostrar en noviembre que no se encontraban en el lugar en que sucedieron los hechos en el momento en que se desató la pelea.

Los incidentes, que fueron grabados en video, tuvieron lugar el 16 de mayo de 2017, cuando 11 personas resultaron heridas en una trifulca desatada frente a la residencia oficial del embajador turco en Estados Unidos. En un primer momento se desató una pelea que duró unos pocos segundos cuando simpatizantes del PKK concentrados en el lugar comenzaron a arrojar botellas de agua contra un grupo de ciudadanos turcos que esperaban para recibir a Erdoğan. Turquía denunció entonces que la inseguridad era insuficiente, y que además de haber sólo una decena de agentes de policía frente a la embajada, sólo dos intervinieron para frenar la pelea, que duró unos 10 segundos.

Posteriormente y ya tras la llegada del presidente turco al lugar, los simpatizantes del PKK comenzaron a proferir todo tipo de insultos y eslóganes contra Erdoğan y a arrojar más objetos, momento en el que la seguridad del presidente turco intervino, logrando dispersar a los simpatizantes del PKK junto con varios ciudadanos turcos que esperaban en la zona para recibir a Erdoğan.

Las imágenes de la intervención del equipo de seguridad del presidente turco dieron la vuelta al mundo y fueron calificadas por el jefe de la policía de Washington como “un ataque brutal contra manifestantes pacíficos”. El gobierno turco acusó sin embargo a las autoridades estadounidenses de no haber tomado las medidas de seguridad necesarias para impedir que los simpatizantes del PKK se acercaran hasta Erdoğan y sus seguidores.

Tras el anuncio de que se presentarían cargos contra varios guardaespaldas del presidente turco, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía calificó la decisión de “parcial, carente de fundamento y puramente política” e insistió en que el suceso había sido provocado por la negligencia de las autoridades estadounidenses en materia de seguridad, desatándose un intercambio de notas diplomáticas de protesta entre Ankara y Washington que agravó aún más las ya tensas relaciones entre ambos países.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet