Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Polémica en Turquía por la agresión de un conductor de Uber a una pasajera

Estambul agresion mujer uber

26-03-2018 - 18:00 CET | Hispanatolia

La agresión se habría desatado después de que la mujer iniciara una discusión con el chófer de Uber por el precio del viaje, que creyó excesivo. La difusión del video de la discusión ha agravado la polémica sobre un posible montaje del gremio del taxi.

En medio de las tensiones entre taxistas y conductores de Uber por la expansión de esta empresa de conductores privados en Turquía, Uber ha sufrido un revés a su imagen en el país después de que uno de sus chóferes golpeara a una pasajera furiosa que se dirigía al aeropuerto Atatürk de Estambul tras iniciar una fuerte discusión, enojada con el coste del servicio.

La mujer, de mediana edad e identificada como Birgül E., habría resultado herida el domingo después de que el conductor de Uber al parecer le propinara un puñetazo en la nariz cuando la trasladaba junto con su hija al principal aeropuerto de Estambul, donde la hija tenía previsto tomar un vuelo con destino a los Estados Unidos.

La mujer, que llegó en un taxi al aeropuerto, fue atendida inicialmente en el mismo lugar por una ambulancia que llegó a la terminal de vuelos internacionales, y posteriormente traslada a las dependencias médicas del aeropuerto para detener la hemorragia de su nariz. La hija de la agredida fue escoltada por agentes de policía al avión para que pudiera coger su vuelo a tiempo.

Tras ser tratada, la mujer agredida fue llevada a las dependencias policiales del aeropuerto para prestar declaración. El conductor de Uber, un joven de 24 años identificado por las siglas M.Ü., fue detenido horas más tarde por la policía en Estambul.

En declaraciones a los periodistas el taxista que trasladó a la víctima y a su hija al aeropuerto, identificado como Murat Tuğa, afirmó que mientras se dirigía al aeropuerto Atatürk vio un monovolumen detenerse a un lado de la carretera, por lo que decidió detenerse1 también en el arcén para comprobar si tenía algún problema y necesitaba ayuda.

“Una joven vino entonces pidiendo ayuda. (El monovolumen) era un vehículo Uber tipo VIP. Incluso tengo sus fotos. Mientras estaba escuchando a la chica, el conductor (del vehículo Uber) arrojó (a Birgül E.) contra el guardarraíl”, explicó el taxista, añadiendo que cuando quiso detenerlo el conductor de Uber escapó en su vehículo.

La víctima le contó entonces al taxista que se había iniciado una discusión cuando el conductor de Uber quiso cobrarle 250 liras –unos 50 euros- por un trayecto desde Istinye –en el distrito europeo de Sarıyer- hasta el aeropuerto Atatürk: un recorrido que habitualmente cuesta unas 85 liras en un taxi convencional.

Cuando la mujer se opuso, y tras una discusión, al parecer el conductor de Uber se apartó a un lado de la carretera y le dijo a la mujer que se bajara, argumentando que no le estaba permitido entrar en las instalaciones del aeropuerto.

No obstante posteriormente medios turcos difundían las imágenes de la cámara de seguridad colocada en el propio vehículo de Uber, en las que se observa cómo la mujer poco después de subirse al vehículo en Istinye comienza a proferir gritos y a insultar gravemente al conductor una vez que éste le informa del precio del viaje, amenazándole con presentar una demanda contra él.

En la grabación de seguridad se puede oír al conductor tratando, al menos inicialmente, de responder con calma a la mujer, diciéndole que puede bajarse del coche si lo desea, pero finalmente parece perder los nervios ante los gritos de la mujer y tras menos de 5 minutos de recorrido se hace a un lado de la carretera a la altura del distrito de Maslak, muy lejos aún del aeropuerto.

Se desconoce qué paso a partir de entonces, puesto que la mujer agredida y su hija fueron echadas del vehículo por el conductor de Uber en una zona situada unos 30 kilómetros más lejos, en un lugar a apenas 8 kilómetros del aeropuerto, justo donde fueron ayudadas por el taxista que las trasladó en el recorrido final.

El incidente y la difusión posterior del video con las imágenes de la discusión ha agravado la polémica en torno a las tensiones entre Uber y el sector de los taxistas, habiendo quien incluso sugiere en las redes sociales que puede haberse tratado de un montaje preparado por el gremio del taxi para dañar la imagen pública de Uber, cuyos conductores han sufrido en los últimos meses varias agresiones por parte de taxistas, molestos con la creciente popularidad del servicio en el país.

Más sobre: estambul

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet