Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Detenido un sospechoso por la horrible muerte de un cachorro que ha indignado a Turquía

17-06-2018 - 17:00 CET | Hispanatolia

La horrible muerte de un cachorro que apareció con las patas cortadas ha desatado la indignación social en Turquía, pero ha servido también para impulsar el debate sobre el endurecimiento de las leyes contra el maltrato animal.

Una persona sospechosa de la brutal muerte de un cachorro de perro fue arrestada en la provincia turca de Sakarya, al noroeste del país, en medio de la indignación por un incidente que ha conmocionado a la sociedad turca y ha reavivado el debate sobre la introducción de penas más duras contra el maltrato animal en un país donde tradicionalmente los animales callejeros son cuidados y mimados hasta el extremo.

La fiscalía del municipio de Sapanca –donde se encontró al animal- dio órdenes el sábado a la policía de detener al operario de una maquinaria de construcción empleada en unas obras donde precisamente se halló al cachorro, de sólo un mes de edad, con sus cuatro patas y la cola cortadas. Tras prestar declaración, el detenido ingresó en prisión preventiva el domingo por orden de un juez acusado de haber matado al animal, según informaron medios turcos.

El hallazgo el pasado jueves (justo el último día del Ramadán) del cachorro, que fue encontrado en una zona boscosa del barrio de Yüzevler –a las afueras de Sapanca- por varios residentes de la zona que escucharon sus lamentos, se hizo rápidamente noticia en la prensa turca mientras se multiplicaban los esfuerzos por salvarle la vida.

Trasladado de urgencia a un centro veterinario de Estambul donde fue intervenido quirúrgicamente de varias operaciones, finalmente el doctor Berktuğ Çiftçi que operó al animal informaba dos días más tarde que el cachorro había sucumbido a sus heridas pese a todos los intentos por salvarle la vida y a que inicialmente parecía haber evolucionado favorablemente. Çiftçi indicó que los indicios apuntaban a que las patas del animal habían sido cortadas con un hacha o un objeto similar hecho por el hombre.

Su muerte avivó aún más el resentimiento y la indignación, especialmente en las redes sociales, convirtiéndose en noticia de portada de cadenas de televisión y periódicos, mientras el gobernador de Sakarya ordenaba movilizar a todas las fuerzas de la policía para tratar de hallar al responsable de tal atrocidad.

En sitios como Twitter el hashtag #HayvanaSiddetSuctur (La Violencia contra los Animales es un Crimen) se convertía el sábado en trending topic no sólo en Turquía, sino también a nivel mundial, poniendo en evidencia hasta qué punto el suceso ha tocado la fibra de la sociedad turca. El compositor y cantante turco Sinan Akçıl llegó a ofrecer a través de Internet 50.000 liras turcas de recompensa a cualquiera que identificase al culpable, mientras que el compositor y productor turco Ozan Çolakoğlu ofrecía por su parte otras 10.000 liras.

No obstante y a medida que crecía la indignación y el debate en las redes sociales, las autoridades turcas emitían el sábado un comunicado para desmentir que un video que había circulado todo el día por Internet en el que se veía a unos niños de origen sirio maltratando a unos cachorros estuviese vinculado con el incidente de Sapanca.

“Se ha determinado que el video que fue emitido en muchas redes sociales y webs de noticias el 16 de junio de 2018 fue grabado en Jordania en 2017, y que la escena y las imágenes no coinciden con la zona boscosa donde ocurrió el incidente en Sakarya”, informó la Dirección General de Seguridad de Turquía en el comunicado, en el que además condenaba a los responsables de hacer circular el video difamatorio.

Por su parte el gobernador de la provincia de Sakarya, İrfan Balkanlıoğlu, explicó el sábado que aún no estaba claro si lo ocurrido había sido fruto de un ataque deliberado contra el animal o por el contrario un accidente. “Nuestras investigaciones iniciales sugieren que un vehículo de maquinaria pesada cortó las patas del perro. Pero incluso aunque el conductor no hubiera visto al perro, haremos lo que sea necesario porque debería haberse asegurado de que no había ningún ser vivo en los alrededores cuando estaba trabajando en la construcción. Aún seguimos investigando el asunto”, dijo el gobernador.

La clase política promete penas más duras contra el maltrato animal

La clase política turca no ha querido quedarse atrás y menos aún a una semana de unas elecciones presidenciales y legislativas cruciales para el país.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan escribía el sábado en su cuenta en Twitter diciendo que “proteger a los animales no es sólo un deber sino también una obligación para nuestra fe y nuestra humanidad. Los animales no son una propiedad, son seres vivos, Dios nos los ha confiado”. Erdoğan anunció además que una reforma de la ley sobre los derechos de los animales será una de las prioridades de su gobierno tras las elecciones del 24 de junio.

“La primera tarea del parlamento cuando reanude su actividad será aprobar una nueva ley, que estipula penas de cárcel de hasta 10,5 años para este tipo de incidentes”, escribía en Twitter la diputada por el partido AKP Lütfiye Selva Çam, que destacó que la ley –que también prevé penas de prisión de hasta 2 años para quienes inciten a animales a pelearse- abolirá la distinción entre animales callejeros y con propietario y estipula que los animales “no son una propiedad”, estableciendo todo un cambio en la perspectiva con la que hasta ahora habían sido abordados los delitos de maltrato contra los animales en Turquía.

Otros líderes políticos turcos también condenaron el suceso en Sakarya, incluyendo el candidato a la Presidencia de la República del principal partido de la oposición, el CHP. “No se le permitirá a la persona que ha cometido esta atrocidad escapar. ¡Vergüenza debería darte!”, escribió Muharrem İnce en Twitter.

También tuvo palabras de condena para el incidente el presidente del partido nacionalista turco MHP, Devlet Bahçeli: “Simplemente no puedo olvidar la imagen (del cachorro). Castigaremos a cualquiera que haya matado, ya sea un animal o un ser humano”, tuiteó Bahçeli en su cuenta oficial.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación