Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Inmigrantes rescatados en Turquía acusan a Grecia de hundir su bote

Aydin inmigrante iraqui rescatado

15-01-2019 - 17:30 CET | Hispanatolia

Uno de los inmigrantes supervivientes del naufragio asegura que fueron guardacostas griegos quienes hundieron su bote, en el que viajaban 46 personas. Su hija de 4 años murió ahogada.

Uno de los inmigrantes iraquíes rescatados este martes frente a las costas de Turquía junto con otras 45 personas que intentaban cruzar hacia una de las islas griegas del Egeo, ha acusado a los guardacostas griegos de intentar hundir deliberadamente su barco, una práctica ilegal e inhumana que sin embargo ya ha sido denunciada en otras ocasiones.

Barcos de la Guardia Costera Turca ayudados por un helicóptero lograban rescatar en torno a las 5:30 de la madrugada del martes frente a las costas del distrito de Kuşadası, en la provincia turca de Aydın, a 45 personas de origen iraquí después de recibir un aviso de que un bote con decenas de personas a bordo, incluyendo varios niños, se estaba hundiendo a unas 5 millas náuticas de las costas turcas.

Pese a que los guardacostas turcos pudieron llegar a tiempo para salvar a los inmigrantes antes de que la embarcación hinchable se hundiera por completo en las aguas del Mar Egeo, no pudieron hacer nada por salvar la vida de Zainab, una niña de sólo 4 años de edad cuyo cuerpo sin vida fue recuperado del mar.

Tras llegar a salvo a tierra firme, Muhammad Fadel, padre de la niña ahogada, relató a los periodistas desde un hospital en Kuşadası un terrible relato que sin embargo resulta familiar no sólo para los inmigrantes que tratan de cruzar los pocos kilómetros que separan las islas griegas de Turquía, sino para los propios guardacostas turcos.

Según explicó Fadel, un barco perteneciente a la Guardia Costera de Grecia les interceptó en medio del mar cuando trataban de llegar a bordo del bote neumático hasta la isla griega de Samos. “Había olas muy fuertes. Pensamos que venían a ayudarnos. Nos dijeron que apagáramos el motor”, dijo el ciudadano iraquí.

“(Entonces) ataron nuestro bote a su barco con una cuerda, y luego comenzaron a hacernos girar en círculos”, explicó Fadel a los periodistas envuelto en una manta, aún aterido de frío y dolido por la trágica experiencia. “Fue algo muy inhumano... Intentaron matarnos”, añadió Fadel.

Al realizar los guardacostas griegos esta extraña maniobra, su frágil y atestado bote comenzó a llenarse de agua y a hundirse. “Les dije que había niños a bordo, pero ellos no escuchaban”, agregó entre lágrimas el ciudadano iraquí. “Había muchísima agua en el bote cuando nos abandonaron”, insistió.

Fadel logró salvar a dos de sus hijos y evitar que se ahogasen, mientras que su esposa Kawsar sobrevivió “gracias a los guardacostas turcos”, según él mismo contó. Asegura que de hecho fue la llegada de los guardacostas turcos la que evitó que todos ellos murieran ahogados, ya que en medio de un mar embravecido no tenían ninguna posibilidad.

Sin embargo, para su pequeña hija ya era demasiado tarde: “Salvé a dos de mis hijos, pero no puede salvar al otro”, relató llorando.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet