Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

La TV rusa difunde los objetivos de un ataque nuclear sobre EE.UU.

Rusia television ataque nuclear eeuu

25-02-2019 - 18:00 CET | Hispanatolia

Turquía teme que las tensiones entre EE.UU. y Rusia y la retirada de ambos países del Tratado INF desaten una nueva guerra fría y una carrera armamentística más peligrosa que en el siglo XX.

Un reportaje emitido por la televisión estatal rusa difundió los objetivos que tendría un hipotético ataque nuclear de Rusia sobre los Estados Unidos en el caso, al tiempo que anunció que el nuevo misil supersónico ruso podría alcanzar territorio estadounidense en menos de cinco minutos, en medio de las crecientes tensiones entre ambas potencias nucleares.

La inusual difusión fue emitida el domingo por la tarde sólo días después de que el presidente ruso Vladimir Putin afirmara que Moscú estaba militarmente preparado para una segunda crisis de los misiles cubanos en el caso de que Washington buscase una.

Presentado por el conocido presentador del noticiero Vesti Nedeli de la televisión estatal rusa, Dmitry Kiselyov, quien llegó a asegurar que Rusia podría convertir Estados Unidos en un montón de “cenizas radiactivas”, el programa mostró un mapa de los Estados Unidos en el que se identificaban varios de los objetivos que serían atacados por Rusia en caso de un conflicto nuclear.

En el ataque se mostraba cómo un ataque con misiles cargados con cabezas atómicas lanzados desde submarinos situadas en la costa este y oeste de los EE.UU. podría alcanzar en pocos minutos los objetivos prioritarios para Rusia, entre ellos el Pentágono y la residencia del presidente en Camp David, Maryland.

Otros objetivos principales incluidos en un ataque nuclear ruso serían varias bases militares, aéreas y navales situadas en Maryland, California y Washington. Kiselyov además recordó que Rusia actualmente está desarrollando un misil hipersónico -el Tsirkon- que podría alcanzar esos objetivos en menos de cinco minutos si fuera lanzado desde submarinos situados frente a las costas estadounidenses.

“Por ahora no estamos amenazando a nadie, pero si un acontecimiento así tuviera lugar, nuestra respuesta sería instantánea”, subrayó el presentador de la televisión estatal rusa.

Turquía quiere un mundo sin armas nucleares

Rusia y Estados Unidos han elevado su retórica belicista tras el anuncio de Estados Unidos de retirarse del Tratado INF sobre armas nucleares de medio alcance firmado en 1987, y que eliminaba los misiles balísticos y de crucero convencionales con un alcance entre 500 y 5.000 kilómetros.

El 1 de febrero Washington anunció su retirada del acuerdo acusando a Moscú de incumplir sus términos, y al día siguiente el Kremlin hizo lo mismo como respuesta. En el caso de que en los próximos seis meses ambas partes no resolvieran sus diferencias, el tratado quedaría definitivamente cancelado amenazando con desatar una nueva carrera armamentística.

Moscú ha advertido en varias ocasiones que si Estados Unidos despliega armas nucleares de medio alcance en Europa que podrían potencialmente apuntar a Rusia, ésta se vería obligada a responder desplegando sus nuevos misiles atómicos supersónicos en submarinos que patrullen cerca de aguas estadounidenses.

El lunes, durante una conferencia sobre desarme de Naciones Unidas celebrada en Ginebra, el ministro de exteriores turco Mevlüt Çavuşoğlu aseguró que el objetivo último de Turquía es acabar con las armas nucleares en el mundo.

Durante la conferencia, el canciller turco subrayó que la desnuclearización de los arsenales mundiales y el control de armas son factores clave para garantizar la paz y la estabilidad en el planeta, urgiendo a todos los países a contribuir a los esfuerzos de desarme.

Turquía teme que el fin del Tratado INF y las crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia desaten una nueva guerra fría y una carrera armamentística mucho más peligrosa que la vivida a finales del siglo XX, en la que Ankara se encontraría en medio como país miembro de la OTAN y aliado de Washington, pero también con estrechas relaciones e intereses con Moscú.

Turquía como puente de diálogo entre Occidente y Rusia

En una entrevista concedida a la versión internacional del diario Hürriyet, el académico, experto en seguridad internacional y antiguo asesor de la OTAN Mustafa Kibaroğlu destacó el papel que puede jugar Turquía a la hora de mediar en las tensiones entre la Casa Blanca y el Kremlin: un papel que por desgracia se está ignorando.

“Hablando con colegas que conocen a Putin he podido saber que valora y confía en el presidente (turco) Recep Tayyip Erdoğan. Esto es un recurso valioso para la alianza occidental. Desgraciadamente no hay una visión positiva hacia Turquía. De hecho según algunos de nuestros colegas, casi no hay diálogo entre Moscú y Washington”, declaró Kibaroğlu.

“Occidente debería entender que un líder que es parte de la alianza occidental y que tiene buenas relaciones con Rusia, es valioso. Pero no existe esa visión (entre las potencias occidentales)”, señaló el académico turco.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet