Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

El día después en la estación de Haydarpaşa

Estacion Haydarpasa incendio

30-11-2010 - 11:34 CET Pablo Gómez | Hispanatolia

El reloj se ha detenido a las 15:17 en la histórica estación de Haydarpaşa, en el distrito asiático de Kadıköy: la hora exacta a la que el techo del edificio comenzó a arder el domingo.

El reloj se ha detenido a las 15:17 en la histórica estación de Haydarpaşa, en el distrito asiático de Kadıköy: la hora exacta a la que el techo del edificio comenzó a arder el domingo, causando consternación entre todos los estambulitas y despertando los temores a que la construcción, tras ser pasto de las llamas, acabe siéndolo también de los especuladores.

No es sólo el reloj en la fachada frontal del edificio lo que se ha detenido; la vida también se ha parado en Haydarpaşa, que normalmente cada día acogía a cientos de pasajeros de todo el país, y ahora permanece vacía, llena de cenizas y aún con el olor a quemado.

Los pasajeros que utilizan el transitado ferry que une los puertos de Eminönü -a la entrada del Cuerno de Oro, en la orilla europea de Estambul- con Kadıköy no pueden reprimir la conmoción y las lágrimas al pasar justo por delante del edificio, poco antes de atracar en los muelles situados justo al lado.

"No tengo palabras para expresar mi tristeza por Haydarpaşa", explicaba al diario turco Hürriyet Emine Deveci, una mujer de 48 años que cogía el barco el lunes por la mañana, al día siguiente de la tragedia. Otra pasajera, Sadiye Çoplan, explicaba su reacción al enterarse el domingo de la noticia. "Rompí a llorar cuando vi Haydarpaşa ardiendo. Tiene un valor que no puede ser comprado con dinero", explicó Çoplan, de 66 años de edad, que expresó su deseo de que el incendio fuese obra de un descuido y no de alguien mal intencionado.

Precisamente la cuestión de si el incendio es intencionado o no y de si hay intereses especulativos detrás de este desastre, es uno de los principales temas de conversación estos días entre muchos ciudadanos turcos. "Haydarpaşa ha sido a menudo un objetivo para la especulación", comentaba a la prensa Mehmet Zaman, un cocinero de 58 años de Ankara que esperaba junto a Haydarpaşa al tren con destino a la capital. Para Zaman, tanto los ciudadanos como los expertos deben ahora hacer oir su voz para preservar este edificio histórico y evitar que sea pasto de la especulación. "Es una vergüenza que no extinguieran el fuego desde el aire", añadió Zaman, haciéndose eco de las críticas de muchos medios que se preguntaban por qué no se utilizaron helicópteros en la extinción del incendio.

Algunas voces críticas se preguntan también por qué no se tomaron medidas de prevención más estrictas durante unas obras de reparación en un edificio histórico construído sobre 220 columnas de madera. "Es obvio que el contratista no tuvo todo el cuidado que debería haber tenido", declaraba a la prensa Tayfun Kahraman, presidente de la Cámara de Urbanistas de Estambul.

El ministro de Transportes de Turquía, Binali Yıldırım, se apresuraba el lunes por la mañana en una rueda de prensa a asegurar que lo ocurrido sería investigado hasta las últimas consecuencias. "Cualquier posibilidad de que el incendio surgiese intencionadamente, o cualquier irregularidad, será estudiado hasta en el más mínimo detalle", dijo Yıldırım, que indicó que ya había equipos de investigación en el lugar del suceso.

El Ayuntamiento Metropolitano de Estambul aprobó en diciembre del año pasado un gran proyecto de transformación urbanística que implicaba a la estación de Haydarpaşa y a toda su área circundante. La idea, bautizada como "Haydarpaşa Manhattan" porque implicaba la construcción en la zona de varios rascacielos de hasta 70 pisos de altura, era convertir la antigua estación en un centro comercial que incluiría un hotel de lujo en su parte superior.

Más sobre: Estambul

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet