Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

El mundo entero saluda la renuncia de Mubarak

Celebraciones egipto dimision mubarak

12-02-2011 - 09:12 CET | Agencias/Hispanatolia

Egipto estalló ayer por la noche de júbilo después de que el vicepresidente Omar Suleiman anunciara por televisión la renuncia de Mubarak tras dos semanas de protestas.

Egipto estalló ayer por la noche de júbilo después de que el vicepresidente Omar Suleiman anunciara por televisión la renuncia de Mubarak tras dos semanas de protestas, un acontecimiento histórico que ha generado reacciones de satisfacción en todo el mundo.

"Habida cuenta de las difíciles condiciones que atraviesa el país, el presidente Mohamed Hosni Mubarak decidió abandonar el puesto de presidente de la República y encargó al consejo supremo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país", dijo por televisión en un breve anuncio hecho el viernes por la tarde el recién nombrado vicepresidente del país, Omar Suleiman.

Curiosamente la renuncia de Mubarak guarda numerosas similitudes con la marcha del presidente tunecino Ben Ali, que compartió destino con su homólogo egipcio el pasado 14 de enero: Ben Ali se fue un viernes tras varias semanas de protestas, dejando que fuera su nº 2 quien anunciara su marcha, y al día siguiente de haber aparecido en televisión prometiendo más reformas. Ambos ex presidentes también habían prometido poco antes de su abandono del poder que no volverían a presentarse a la reelección.

El ejército egipcio ya se había comprometido el viernes por la mañana, antes de la renuncia de Mubarak, a garantizar la organización de "elecciones libres y transparentes según las enmiendas constitucionales decididas". Según testigos, algunos soldados habían abandonado incluso sus armas y uniformes para unirse a las manifestaciones.

Las protestas desbordaron el viernes la plaza Tahrir para propagarse a numerosos puntos de la capital, incluyendo la sede del Parlamento, el Palacio Presidencial, o los edificios de la radio-televisión pública. Entre 400.00 a 500.000 manifestantes se congregaron también en Alejandría, la segunda ciudad del país. Un manifestante murió ayer durante un enfrentamiento con la policía en la localidad de Al Arish, en el Sinaí: fue probablemente el último de las aproximadamente 300 víctimas mortales registradas desde el inicio de las protestas, según datos de Naciones Unidas.

"¡El pueblo ha hecho caer al régimen!", gritaba la multitud reunia en la emblemática Plaza Tahrir (Liberación), convertida en símbolo del movimiento de protesta iniciado el pasado 25 de enero contra los 30 años de gobierno de Mubarak, de 82 años de edad. Gritos de júbilo y estruendos de bocinas resonaban en todo El Cairo, donde cientos de miles de manifestantes participaron en una multitudinaria protesta, bautizada "Viernes de la Cólera", que reunió a más de un millón de personas en todo el país.

"Felicitaciones Egipto, el criminal se fue del palacio", afirmó en Twitter Wael Ghonim, uno de los jóvenes blogueros de Egipto que se ha convertido en héroe y símbolo de la resistencia tras pasar doce días detenido y aislado por las odiadas fuerzas policiales, hasta hace poco uno de los principales instrumentos de represión que ha tenido Mubarak durante todos estos años para controlar cualquier conato de protesta en Egipto.

Reacciones en todo el mundo

Las reacciones en todo el mundo no se hicieron esperar, especialmente después de que muchos gobiernos hubieran mostrado el jueves su sorpresa y decepción por el pobre discurso de Mubarak en televisión, en el que apenas había anunciado cambios y sobre todo no había anunciado su dimisión, como pedían insistentemente las protestas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el mundo había sido testigo de un verdadero momento histórico y destacó que su país seguía dispuesto a proveer la asistencia necesaria para una transición a la democracia. También desde la UE -que ha tenido un papel más bien discreto en los sucesos de Egipto- llegaron las reacciones; Catherine Ashton, máxima responsable de la política exterior comunitaria, dijo que "los egipcios han dejado claro que no se contentarán con nada que no sea una democracia verdadera... Al retirarse (Mubarak), ha escuchado las voces del pueblo egipcio y ha abierto el camino para reformas más rápidas y más profundas".

La canciller alemana Angela Merkel destacó el viernes en una conferencia de prensa el carácter "histórico" de lo sucedido en Egipto y que se trataba de "un día de gran alegría". "Todos somos testigos de un cambio histórico. Comparto la alegría de la gente de Egipto, con los millones de personas en las calles de Egipto", comentó Merkel. También desde España la ministra de exteriores Trinidad Jiménez consideró que la renuncia de Mubarak "facilitará una transición más rápida hacia la democracia y permitirá, de esta forma, colmar las legítimas aspiraciones del pueblo egipcio".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió "una transición transparente, ordenada y pacífica" y expresó su deseo de que se celebren elecciones "libres, justas y creíbles". Por su parte el secretario general de la Liga Árabe, el egipcio Amr Moussa, declaró a la cadena de televisión Al Arabiya que esta era "una gran oportunidad". "Se ha abierto una ventana después de esta revolución blanca y tras la concesión del presidente", dijo Moussa, quien no quiso pronunciarse sobre su posible candidatura a la presidencia egipcia. "Este no es el momento de hablar de eso... Como ciudadano egipcio, estoy orgulloso de servir a mi país como todos los demás en esta etapa, para construir una opinión de consenso".

En Irak, el vice primer ministro Saleh al Mutlaq se felicitó por la marcha de Mubarak: "Este es el destino de cualquiera que esté en contra de la voluntad de su pueblo. Esperamos que el pueblo egipcio asegure un traspaso de poder pacífico, organizado y sin problemas en este momento crítico", dijo Mutlaq.

Israel, país que hasta ahora ha tenido en el Egipto presidido por Mubarak un fiel aliado, fue el único país de la zona en mostrarse más cauto. "Es demasiado pronto para prever cómo (la renuncia de Mubarak) afectará a las cosas", dijo un alto cargo israelí. "Esperamos que ocurran sin violencia y que el acuerdo de paz (con Egipto) prevalezca", agregó la misma fuente. Israel ha sido estos días la voz discordante en la comunidad internacional, advirtiendo que la partida de Mubarak podría cambiar la política exterior egipcia hacia Israel o convertir Egipto en un régimen islamista similar al de Irán, algo que partidos islamistas egipcios como los Hermanos Musulmanes han rechazado con rotundidad. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llegó a asegurar que Israel podría triplicar su presupuesto militar anual si el nuevo gobierno egipcio no sigue la política pro-israelí que tenía Mubarak.

También en Turquía

Turquía, país con una creciente influencia en la región y cuyo modelo democrático está siendo fuente de inspiración para muchos grupos opositores en la región, también fue uno de los primeros países en reaccionar positivamente a la dimisión de Mubarak. Ankara ha tenido un papel muy activo siguiendo los acontecimientos en el país del Nilo, y el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan ya despertó la ira de las autoridades egipcias después de que pidiese a Mubarak que escuchase las demandas de su pueblo y se fuera.

"Enhorabuena al pueblo egipcio. El pueblo egipcio ha expresado su voluntad a través de una larga lucha", dijo el viernes el ministrode Exteriores turco, Ahmet Davutoğlu, desde la ciudad georgiana de Batumi.

Por su parte la oficina del primer ministro emitió un comunicado diciendo que Turquía "siempre ha apoyado las legítimas aspiraciones a la democracia y la libertad del pueblo hermano de Egipto". El comunicado pedía también al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto (a quien Mubarak ha transferido el poder) que transfiera el poder de forma responsable "en el menor tiempo posible al gobierno que salga de unas elecciones justas y libres", y añadía que Ankara apostaba por una acción conjunta de la comunidad internacional para apoyar a Egipto en la transición y evitar que su economía se vea afectada negativamente.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet