Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Turismo

Çatalhöyük, la primera ciudad de la Edad de Piedra

Excavaciones arqueologicas atal hoyuk konya

15-05-2011 - 09:46 CET Francisco Olmos | Hispanatolia

En 1961 un arqueólogo británico llamado James Mellaart empazó a excavar en una Hüyük, una montaña en la Meseta de Konya. En sus excavaciones descubrió algo excepcional: Çatalhöyük resultó ser uno de los yacimientos más importantes del mundo.

En 1961 un arqueólogo británico llamado James Mellaart empazó a excavar en una Hüyük (una montaña compuesta principalmente de escombros) en la Meseta de Konya, cerca de la pequeña ciudad de Çumra; En sus excavaciones descubrió algo excepcional: Çatalhöyük resultó ser uno de los yacimientos más importantes del mundo.

Antes de los descubrimientos de Mellaart, se pensaba que la urbanización había empezado mucho más tarde, en la Edad del Bronce. Pero aquí hay una prueba de que en el Neolítico (el último periodo de la Edad de Piedra) el hombre se había juntado para vivir en comunidad, desde alrededor del 7.500 al 6.300 a.C., en un asentamiento de 8.000 habitantes y .

Las excavaciones de Mellaart en Çatalhöyük revolucionaron no solamente el mundo arqueológico sino que también atrajeron la imaginación del público, y su popular libro sobre el yacimiento llevó la fama tanto a las ruinas coo a su descubridor. ¿Cómo se podía pensar que el hombre de la Edad de Piedra era primitivo, cuando vivió en un ambiente urbano densamente poblado y decoraba el interior de sus casa con murales, esculturas y relieves? Los muertos de la "ciudad" eran enterrados ritualmente bajo eel suelo de algunas de las casas, con preciosos objetos que incluían collares, brazaletes de mármol y espejos hechos de obsidiana. Mellaart y su equipo también encontraron estatuas de una diosa y de figuras femeninas, lo que hizo pensar e la posibilidad de una sociedad matriarcal en Çatalhöyük.

Por supuesto hay que acercarse a Çatalhöyük con un espíritu de aventura y curiosidad. Nadie puede esperar que las quince hectáreas que abarcan unas excavaciones arqueológicas en la árida Meseta de Konya sean el espectáculo visual más atractivo, incluso aunque contengan dieciséis capas de un asentamiento neolítico que es sin lugar a dudas uno de los más importantes del mundo. No obstante en los últimos años se ha trabajado mucho para que Çatalhöyük sea agradable para el visitante. Arqueólogos y autoridades locales han reconstruido una casa típica. Los habitantes de Çatalhöyük entraban a sus casas, de tres por cinco metros, por una trampilla en el tejado; dentro, partes de la pared están decoradas con escenas de casa y vigas de enebro para sujetar el techo de barro. Cocinaban en hornos de arcilla ovalados en el piso debajo de la trampilla, y cestas hechas con juncos se usaban para el almacenamiento.

Es muy recomendable pasear por el montículo para contemplar en vivo el área de las excavaciones. El sur está cubierto por una estructura de cristal semi translúcido con los bordes de metal, esencial para evitar la erosión. Resulta increíble pensar cómo los arqueólogos han conseguido distinguir las paredes de ladrillos de adobe que forman las apretujadas casas, del resto de la tierra que las rodea. En la cima del montículo, pequeños fragmentos de obsidiana, traídos de la Capadocia, brillan entre el polvo y los brotes de cebada salvaje. La obsidiana fue trabajada para conseguir herramientas usadas para una multitud de propósitos como despellejar animales y trillar el trigo. Fragmentos de huesos sobresalen del suelo también, la mayoría de animales, aunque también puede que haya alguno humano. Se han llegado a encontrar hasta 60 enterramientos en un solo edificio. Grano carbonizado encontrando en el lugar, cultivado o salvaje, muestra que los residentes de Çatalhöyük eran tanto cazadores como recolectores y que tuvieron granjas al noreste del yacimiento.

Se dice que Jericó es la ciudad más antigua del mundo, y sin embargo, es diez veces más pequeña que Çatalhöyük, lo que la convierte en realidad más en un gran pueblo que en una ciudad como Çatalhöyük. Descubrimientos recientes en Jordania sugieren que hubo asentamientos humanos incluso más grandes y antiguos que Çatalhöyük; sin embargo, este yacimiento único supuso todo un hito en los descubrimientos arqueológicos. El trabajo que se ha venido haciendo desde los años 60, y que parece que continuará, ha ayudado enormemente a ayudarnos a comprender el desarrollo de nuestra especie y, lo que quizás es más importante, se ha hecho accesible tanto al público general como a los expertos.


Cómo llegar

Aeropuerto más cercano: Konya. Existen vuelos regulares desde Estambul. Ankara y Antalya se encuentran a cuatro horas de autobús. Los autobuses que salen cada hora de Konya hacia Çumra duran una hora, de ahí coger un taxi hasta el yacimiento (17 kilómetros).

Cuándo ir

A finales de primavera y principios de otoño son las mejores fechas debido al clima, si acudes en los meses de verano, prepárate entonces para soportar el intenso calor.

Entrada y admisión

Gratis, diariamente de 8h a 17h, aunque se agradecen las donaciones.

Dónde alojarse

Hay bastantes hoteles decentes en Konya, desde alojamientos modernos y lujosos como el nuevo Hotel Dedeman (http://www.dedeman.com), hasta otros más modestos pero muy recomendados como el Hotel Ulusan, situado en pleno centro de la ciudad.

Más sobre: arqueologíakonya

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet