Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Entra en vigor el Convenio de Estambul contra la violencia de género

Mujer violencia genero

02-08-2014 - 00:00 CET | Hispanatolia

El Convenio Europeo contra la Violencia de Género, primero de su tipo en el mundo, entraba en vigor el 1 de agosto en varios países en los que ya ha sido ratificado, incluyendo Turquía y España.

El Convenio Europeo contra la Violencia de Género, también conocido como Convenio de Estambul, entró en vigor el viernes 1 de agosto en los países que ya lo han ratificado en sus parlamentos nacionales, incluyendo España y Turquía.

Además de Turquía, país anfitrión del convenio y primero en ratificarlo en 2011, otros países europeos que ya lo han ratificado son Albania, Italia, Montenegro, Bosnia Herzegovina, Serbia, Austria, Dinamarca, Andorra y España –esta última lo ratificó el pasado abril-, mientras que está previsto que entre en vigor en los próximos meses en Francia, Suecia y Malta.

La entrada en vigor del Convenio de Estambul –el primer tratado de su tipo en el mundo- supone, entre sus puntos más importantes, que los países signatarios tendrán la obligación de garantizar el estatus de refugiadas a aquellas mujeres que huyan de la violencia de género y otros abusos en sus países de procedencia, así como de poner en marcha campañas de concienciación sobre la igualdad de género, proteger a las víctimas y ofrecerles tratamiento para superar sus consecuencias.

Además tiene por objetivo la protección de la mujer contra todo tipo de formas de violencia y la criminalización de cualquier práctica que atente contra su integridad o su libertad, incluyendo el matrimonio forzoso, la mutilación genital femenina, el aborto forzado, la esterilización o el acoso sexual, entre otras muchas. Por último incluye la creación de un panel de expertos independientes de varios países que controle la aplicación de las medidas acordadas en el convenio, que fue presentado el 11 de mayo de 2011 en Estambul para su firma ante los 47 países miembros del Consejo de Europa.

Según datos de este organismo, al menos 12 mujeres mueren cada día en Europa en incidentes relacionados con la violencia de género. Las estadísticas oficiales muestran que en 2013 un total de 143 mujeres fallecieron en Reino Unido a manos de sus maridos o parejas, 134 en Italia, 121 en Francia, 54 en España y 37 en Portugal. “Los datos disponibles que abarcan los seis primeros meses de 2014 continúan mostrando en muchos países europeos las mismas cifras alarmantes”, denuncia el Consejo de Europa.

En Turquía las cifras oficiales del departamento nacional de policía indican que 61 mujeres murieron por violencia en doméstica, aunque el Consejo de Europa eleva el número de fallecidas hasta las 214 basándose en datos recogidos a través de las noticias aparecidas en los medios de comunicación. Muchos de ellos son “crímenes de honor”, en los que son las propias familias las que obligan a la víctima a suicidarse, un fenómeno que está especialmente extendido entre la población de origen kurdo. En el caso del vecino Azerbaiyán, 83 mujeres murieron en 2013 y 98 más se suicidaron tras ser víctimas de actos de violencia.

Las autoridades turcas sostienen que en los últimos tres años se han incrementado notablemente las medidas de protección para las mujeres víctimas de la violencia en su hogar o en su familia. El número de casas de acogida se ha duplicado, y se han creado centros de apoyo así como programas de formación especializados para la policía. Datos oficiales muestran que cerca de 6.000 mujeres se acogieron en 2013 a las nuevas medidas de protección a víctimas de violencia de género que proporciona el Estado, que incluyen casas de acogida para mujeres sin recursos, botones del pánicoguardaespaldas, brazaletes electrónicos (para agresores con órdenes de alejamiento), cambios de identidad para las víctimas y sus hijos, o incluso operaciones de cirugía estética.

Hay más denuncias, pero también se va perdiendo el miedo a denunciar, dicen los defensores de las nuevas medidas. Son insuficientes, denuncian algunas organizaciones, vinculando por el contrario el incremento del número de casos a las políticas conservadoras del gobierno del AKP. “La violencia contra las mujeres es un problema también en los países ricos, sin embargo la imagen que afrontamos en Turquía es muy seria”, advertía en declaraciones al diario opositor Hürriyet la diputada del partido CHP por Ankara Gülsün Bilgehan, asegurando que sólo en la primera mitad de 2014 un total de 129 mujeres han sido asesinadas en el país en casos de violencia de género.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet