Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

CHP y MHP dan por descartada la posibilidad de formar una coalición

Kemal Kılıçdaroğlu y Devlet Bahçeli

Kemal Kılıçdaroğlu y Devlet Bahçeli

22-06-2015 - 00:00 CET | Hispanatolia

Comentarios

Los líderes de ambos partidos han intercambiado en las últimas horas duras críticas, después de que Kılıçdaroğlu le ofreciese a Bahçeli ser el primer ministro de un futuro gobierno de coalición sin el AKP.

Los líderes de dos de los principales partidos de la oposición en Turquía, Kemal Kılıçdaroğlu del Partido Republicano del Pueblo (CHP) y Devlet Bahçeli del Partido del Movimiento Nacional (MHP), parecen haber dejado claro en las últimas horas que cualquier posibilidad de formar una coalición de gobierno al margen del partido más votado –el AKP- es una quimera, especialmente después de las críticas lanzadas por Bahçeli sobre la última propuesta de Kılıçdaroğlu.

Ambos políticos han intercambiado en las últimas horas un cruce de acusaciones que ha puesto de manifiesto las diferencias que separan a ambas formaciones; concretamente, Bahçeli reaccionaba el sábado con fuertes críticas al CHP después de que Kılıçdaroğlu le tendiese nuevamente la mano para formar un gobierno, proponiendo nada menos que el propio Bahçeli –cuyo partido sólo tiene 80 de los 550 diputados del parlamento turco- fuese el primer ministro de ese futuro gabinete.

“Yo me pregunto: ¿Pueden esos que buscan cargos conseguir lo mejor de la vida y de la política?”,  escribía el sábado Bahçeli en su cuenta en Twitter, respondiendo así a una inesperada propuesta que sólo horas antes había calificado como “juguete fabricado en China” durante una entrevista publicada en el conocido diario kemalista Sözcü, afín al CHP.

“Saludamos con respeto una oferta así, pero ahora es imposible comentar nada más... Lo que significa que no ocurrirá, yo no lo creo”, insistió el líder nacionalista, apuntando a diferencias importantes entre ambos partidos que hacen prácticamente imposible una coalición. Pese a todo Kılıçdaroğlu replicaba el domingo que los votantes les habían dado la responsabilidad de poner fin al gobierno del AKP, y que el hecho de que el CHP estuviera dispuesto a ceder el puesto de primer ministro era una prueba de su compromiso.

Estas declaraciones de Bahçeli se producen en un momento en que, pese a algunas especulaciones en los primeros días tras las elecciones sobre una unión de los tres partidos de la oposición para desbancar al AKP, todas las apuestas pasan ya por una coalición entre éste y el CHP o el MHP. Varios dirigentes del MHP, incluyendo su vice presidente Mevlüt Karakaya, de hecho han descartado un gobierno sin la participación del partido más votado, lo que parte de la prensa turca han interpretado como un reconocimiento indirecto de que los nacionalistas turcos estarían planteándose negociar con el partido presidido por el primer ministro en funciones Ahmet Davutoğlu.

Las condiciones que el MHP ha puesto sobre la mesa no son en cualquier caso fáciles de aceptar para el AKP, pese a que el propio Davutoğlu haya mostrado su disposición a pactar con cualquier partido “sin líneas rojas”: así, Bahçeli ha reiterado que el MHP sólo estaría dispuesto a entrar en el gobierno si el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan se mantiene dentro de sus límites constitucionales y regresa al palacio presidencial de Çankaya, tradicional residencia de los Presidentes de la República, abandonando el polémico “AK Saray” inaugurado el año pasado.

Otras condiciones de los nacionalistas pasarían por poner fin al proceso de negociaciones con el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) –a las que el MHP se ha opuesto desde el principio- así como por no tocar los cuatro primeros artículos de la Constitución en caso de que el AKP decida seguir adelante con el proceso de elaborar una nueva carta magna.

Por último, Bahçeli habría insistido también en reabrir las investigaciones sobre las acusaciones de corrupción que salpicaron al ejecutivo en diciembre de 2013 y especialmente contra los cuatro ex ministros que fueron retirados entonces del gabinete. “Si vienen con estas condiciones, no sólo les daremos una mano sino el cuerpo entero”, afirmó Bahçeli en la entrevista publicada el sábado en Sözcü, añadiendo que éstas son válidas tanto para el AKP como para cualquier otro partido.

De no cumplirse estos puntos, en cualquier caso, y si AKP y CHP no lograran tampoco un acuerdo, el MHP parece ser el partido que hasta la fecha se ha mostrado más dispuesto a volver a acudir a las urnas como “vía más saludable”, e incluso Bahçeli se atrevía el sábado a dar una fecha para esas elecciones anticipadas: el próximo 15 de noviembre.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet