Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

37 muertos y 125 heridos por un atentado con coche bomba en el corazón de Ankara

Ankara explosion atentado(1)

14-03-2016 - 10:00 CET | Hispanatolia (Actualizado)

La explosión se produjo en la céntrica Plaza Kızılay y junto a varias paradas de autobuses en las que esperaban decenas de viajeros. Se trata del tercer gran atentado que sufre Ankara en apenas cinco meses.

37 personas muertas y otras 125 heridas es el último balance del atentado terrorista que sacudió a última hora del domingo el corazón de la capital turca, después de que un coche bomba hiciera explosión en la céntrica Plaza Kızılay de la ciudad.

El vehículo, cargado de explosivos y manejado por un terrorista suicida, explotó en una concurrida zona situada en un nudo de comunicaciones y junto a varias paradas de autobús en las que en ese momento esperaban decenas de personas. Según informó a la prensa el gobernador de Ankara, la detonación se produjo en torno a las 18:45 horas (17:45 CET) en un punto situado en el Güvenpark, un conocido parque anexo a Kızılay, y a pocos metros de una estación de metro.

30 de los fallecidos murieron directamente a causa de la explosión inicial, que dejó varios vehículos y autobuses ardiendo o gravemente dañados; el resto fallecieron durante su traslado al hospital o posteriormente, a causa de la gravedad de sus heridas. Numerosos camiones de bomberos y ambulancias se desplazaron de inmediato hasta el lugar del incidente, mientras la policía acordonaba la plaza por temor a que se produjera una segunda explosión. La columna de humo causada por los incendios que se desataron tras la detonación era visible desde al menos 2,5 kilómetros de distancia, según informaron medios turcos.

El atentado dejó además unos 125 heridos que fueron trasladados a una decena de hospitales distribuidos por la capital turca; el lunes 71 de ellos continuaban ingresados en distintos centros, 15 de ellos en cuidados intensivos. El Ministerio de Salud de Turquía anunció a través de los medios de comunicación que no había escasez de sangre en los hospitales, pidiendo a los ciudadanos que no se acercasen a realizar donaciones a los centros hospitalarios. Mientras, el Consejo Supremo de Radio y Televisión de Turquía (RTÜK) declaró una prohibición de emitir imágenes del lugar del atentado o de las víctimas.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan, que se encontraba en Estambul en el momento en que se produjo el atentado, fue informado por teléfono sobre el incidente por el ministro del interior Efkan Ala, y se esperaba su regreso a Ankara a última hora del domingo. Precisamente en la capital turca estaba previsto que el primer ministro Ahmet Davuğlu presidiese una reunión de seguridad convocada de urgencia tras la explosión en Kızılay.

El presidente ruso Vladimir Putin fue uno de los primeros líderes internacionales en condenar el atentado a través de un comunicado transmitido por un portavoz del Kremlin y difundido por la agencia de noticias local Ria Novosti. “Vladimir Putin, condena el atentado terrorista en Ankara, y comparte este momento de dolor con el pueblo turco”, señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov. Se da la circunstancia de que el viernes la embajada de EE.UU. en Ankara había advertido en su web oficial a sus ciudadanos en Turquía que extremasen las precauciones tras obtener informaciones que apuntaban a la posibilidad de un atentado inminente en Ankara.

A falta aún de conocer las conclusiones de la investigación inicial o de una reivindicación del atentado, los primeros indicios apuntan a la autoría del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) o de algún grupo afín, que ya estuvo detrás de otro ataque similar que tuvo lugar el pasado 27 de febrero a pocos cientos de metros del perpetrado este domingo, y que dejó entonces 29 muertos.

Este es el tercer atentado terrorista grave que sufre la capital turca en poco más de cinco meses, después de que el 10 de octubre de 2015 dos terroristas suicidas del Daesh se inmolaran junto a la principal estación de tren de Ankara durante una manifestación por la paz convocada por varias organizaciones y partidos kurdos y de izquierda, que dejaron más de cien muertos en el que hasta la fecha está considerado el peor ataque terrorista de la historia moderna de Turquía.

Más sobre: TerrorismoAnkara

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet