Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan visita a la minoría turca en Grecia

08-12-2017 - 16:30 CET | Hispanatolia

Durante su histórica visita a Grecia, el presidente turco visitó a la minoría turca que vive en la región de Tracia Occidental donde volvió a acusar a Atenas de discriminación y pidió revisar el Tratado de Lausana de 1923.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan, de visita oficial en Grecia, llegó el viernes a la región griega de Tracia Occidental donde fue recibido por multitud de miembros de la minoría turca que habita esta parte del norte de Grecia, y aprovechó para denunciar su discriminación por parte de las autoridades griegas.

Tras aterrizar en el cercano aeropuerto de Alexandroupoli, Erdoğan llegó en coche hasta la ciudad Komitini (Gümülcine, en turco), la principal ciudad de la región y donde se estima que cerca de la mitad de la población pertenece a la minoría musulmana de origen turco. En toda la región de Tracia Occidental, fronteriza con Turquía, se calcula que viven unos 150.000 miembros de la minoría musulmana turca, que habitó la región desde tiempos del Imperio Otomano y que quedo exenta de los intercambios de población entre Grecia y Turquía que estableció el Tratado de Lausana de 1923.

En Komotini, el presidente turco fue recibido por una multitud de miembros de la minoría turca y asistió a las oraciones del viernes en la mezquita de Kırmahalle, una de las muchas que existen en la ciudad. Posteriormente y en un discurso público ante residentes y representantes locales, Erdoğan aseguró que Turquía seguiría luchando por los derechos de la minoría turca en Tracia Occidental.

“Nosotros hemos dado importantes pasos para mejorar las condiciones de vida de la minoría griega en Turquía, y esperamos que Grecia haga lo mismo. El gobierno griego no debe intentar que la minoría turca sea asimilada. La integración es otra cosa”, dijo Erdoğan durante su segundo y último día de visita oficial a Grecia, la primera de un presidente turco al país vecino en 65 años, en la que viajaba acompañado de una amplia delegación y un gran número de ministros.

Las palabras de Erdoğan en esta región del norte de Grecia serán vigiladas muy de cerca por el gobierno griego, dado que el trato que Atenas dispensa a la minoría turca ha sido un importante punto de tensión entre ambos países desde hace años, en los que el gobierno turco ha acusado reiteradamente al país helénico de tratar discriminatoriamente a la minoría de origen turco y de incumplir el Tratado de Lausana.

Precisamente el jueves, tras reunirse en Atenas con el presidente griego Prokopis Pavlopoulos y el primer ministro Alexis Tsipras, el presidente turco reiteró su llamamiento a revisar el Tratado de Lausana firmado en 1923 –que estableció las actuales fronteras entre ambos países- criticando las condiciones de los griegos de etnia turca que viven en Tracia Occidental.

“En Turquía no se puede encontrar ningún tipo de discriminación contra los ciudadanos turcos de origen griego. Sin embargo, en la Tracia Occidental, incluso escribir la palabra ‘turco’ está prohibido”, se quejó Erdoğan.

“No se han dado pasos (en esta región) para la inversión y el desarrollo económico, y por este motivo el Tratado de Lausana debería ser actualizado”, añadió Erdoğan desde Atenas, recordando que “a los musulmanes en Tracia Occidental ni siquiera se les ha permitido escoger de entre su comunidad a su propio mufti”.

La posibilidad de que la minoría musulmana de Tracia Occidental pueda escoger a sus propios muftís –eruditos musulmanes que dicta jurisprudencia en el Islam- ha sido uno de los puntos importantes de fricción entre Ankara y Atenas con respecto a la situación de la minoría turca en esta región griega, donde se estima que en torno al 30% de la población es musulmana.

Si bien el Tratado de Atenas que Grecia y el entonces Imperio Otomano firmaron en 1913 recogía este derecho, que fue más tarde incorporado en 1920 al código legal griego, y recogido en 1923 en el Tratado de Lausana como parte de los derechos religiosos de la minoría musulmana en Tracia Occidental, Grecia anuló en 1991 esta disposición y desde entonces son las autoridades griegas quienes eligen a los muftís en la región.

Tras concluir su visita oficial a Grecia, está previsto que Erdoğan regrese a Turquía donde el lunes recibirá al presidente ruso Vladimir Putin, quien realizará una visita de dos días a Ankara para tratar con su homólogo turco la situación en Siria, los lazos bilaterales entre ambos países, así como la crisis abierta a raíz de la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de facto de Israel, lo que ha despertado la indignación y protestas en todo el mundo entre la comunidad musulmana.

Putin y Erdoğan ya mantuvieron el jueves una conversación telefónica en la que ambos líderes criticaron la medida adoptada por Washington, y coincidieron en alertar de sus posibles consecuencias negativas para la paz y la estabilidad en Oriente Medio.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación