Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Coronavirus: Turquía cierra sus fronteras por tierra y mar con Europa

Coronavirus control contagio frontera

19-03-2020 - 17:00 CET | Hispanatolia

Las autoridades continúan anunciando nuevas medidas para frenar los contagios por el coronavirus, que se ha cobrado ya 3 muertes en Turquía, y planean realizar miles de tests para detectar el virus.

Turquía ha cerrado sus fronteras terrestres y marítimas con Europa a través de Grecia y Bulgaria y prohibido la entrada y salida de personas como última medida para frenar la expansión del coronavirus por el país, donde las últimas cifras actualizadas por el ministro turco de Salud se han producido tres muertes por el COVID-19 y 191 contagios, casi el doble que el día anterior.

Según informó la agencia estatal de noticias Anatolia, desde este 19 de marzo queda prohibida la entrada a territorio turco de ciudadanos griegos o búlgaros por tierra o por mar; además, los ciudadanos de otros países pero que hayan estado en Grecia o Bulgaria en los últimos 14 días tampoco podrán entrar en Turquía. Sólo en Grecia el nº de infectados supera los 400 y se han registrado al menos 6 fallecidos por la enfermedad.

Además de clausurar los pasos fronterizos terrestres de Pazarkule e İpsala -así como el paso ferroviario a través de Uzunköprü- la prohibición afecta también al tráfico de personas entre Turquía y las islas griegas del Egeo; también se cerrarán los pasos fronterizos con Bulgaria de Dereköy, Hamazbeyli y Kapıkule. No obstante, las fronteras permanecerán abiertas para el tránsito de mercancías.

Nuevas medidas en los espacios públicos de Turquía

El país amaneció este jueves con las nuevas medidas anunciadas a última hora del miércoles por el presidente turco Tayyip Erdoğan, que pidió a los ciudadanos que se queden en casa para frenar al coronavirus, después de que en días anteriores las autoridades ya hubiesen decretado la suspensión de clases en colegios y universidades y el cierre de bares, cafeterías, cines, gimnasios, piscinas, templos y otros lugares públicos y de ocio.

Este jueves sin embargo el Ministerio de Salud anunció nuevas medidas para los restaurantes, que por ahora no están afectados por la prohibición aunque mantienen su actividad bajo mínimos debido a que las calles están desiertas. Entre esas medidas se incluyen incrementar la separación entre las mesas a más de 1 metro, recomendando de hecho aumentarla a 2 metros.

Además las ventanas de las estancias y cualquier espacio cerrado deberán permanecer abiertas durante la limpieza diaria y deberán seguir abiertas durante al menos una hora para favorecer la ventilación y la regeneración del aire. Se deberá prestar especial atención a la limpieza de superficies que se toquen frecuentemente, tales como pomos de puertas, pasamanos, botones, teléfonos, baños y lavabos.

Así mismo otros elementos comunes tales como vasos y platos deberán ser lavados con agua y detergente después de cada uso y almacenados en espacios limpios. Por último, el personal deberá extremar la limpieza de las manos usando agua y jabón durante al menos 20 segundos, usando en caso contrario gel desinfectante. En caso de detectarse síntomas como fiebre, tos o dificultad respiratoria, deberá abandonar el lugar lo antes posible.

Más medidas contra el COVID-19 en camino

Pese a que por ahora no se han visto afectados por las restricciones, el ministro de Salud de Turquía, Fahrettin Koca, aseguraba recientemente que no descartaba que entre las próximas medidas se decretase también el cierre de los restaurantes así como de los centros comerciales, y otras adicionales como la reducción de las horas de trabajo en los supermercados.

Koca informó hoy jueves que se van a llevar a cabo entre 10.000 y 15.000 tests diarios en todo el país para detectar casos sospechosos de contagio por el nuevo virus, especialmente entre los 372.000 ciudadanos turcos que recientemente llegaron a Turquía desde el extranjero; además se incrementará el número de laboratorios de detección, actualmente en 25 ciudades, hasta llegar a los 36.

También se distribuirá en los dos próximos días un nuevo test de detección desarrollado en Turquía capaz de diagnosticar la presencia del coronavirus mucho más rápido. Pese a todo, el ministro subrayó que Turquía "ha tomado medidas más radicales con antelación en comparación con otros países", reduciendo así por tres los posibles contagios.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet