Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Los asesinos de Khashoggi planeaban matarlo fuera del consulado

Yalova mansion millonario saudi crimen

28-11-2018 - 15:00 CET | Hispanatolia

Comentarios

La policía turca registró dos mansiones propiedad de sendos millonarios saudíes, uno de ellos íntimo amigo del príncipe Bin Salman, de quien se sospecha que ordenó el brutal crimen.

El grupo de asesinos enviados desde Riad para asesinar al periodista saudí Jamal Khashoggi no tenían inicialmente planeado matarlo en el consulado del país árabe en Estambul, sino en una mansión situada en la provincia de Yalova, a unos 100 kilómetros de la ciudad, según informaciones desveladas este miércoles por la prensa turca.

Efectivos de la policía turca acompañados por equipos forenses registraron el lunes durante 10 horas, empleando incluso perros y drones, dos mansiones de lujo situadas en la localidad de Samanlı, en la provincia de Yalova. Sin embargo en un principio no se habrían encontrado evidencias en ambos lugares, a pesar de que se examinaron también varios pozos en busca de los restos de Khashoggi.

Una de las casas es propiedad del empresario saudí Mohammed Ahmed Al-Fawzan, quien al parecer sería un íntimo amigo del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, a quien siempre se ha apuntado como el principal instigador del asesinato de Khashoggi. De hecho en la casa de Al-Fawzan pueden observarse dos grandes retratos del rey Salman de Arabia Saudí y del príncipe.

La otra propiedad pertenecería a Abdulaziz Ibrahim al-Omary, otro empresario saudí propietario en Turquía de una empresa de alimentación, Omary Tourism Gida.

De acuerdo a las noticias publicadas por el diario turco Milliyet el miércoles citando fuentes anónimas vinculadas a la investigación policial, el grupo de sicarios enviado desde Arabia Saudí para secuestrar y matar al periodista saudí inicialmente no tenía planeado matarlo en el propio consulado, sino en una de estas mansiones.

El periódico añade que finalmente, decidieron cometer el asesinato en el consulado pensando que al contar con protección diplomática eso les ayudaría a encubrir el crimen.

El fiscal de Estambul encargado del caso declaró el lunes que uno de los sospechosos de formar parte del grupo de sicarios enviado desde Riad, Mansur Othman M. Abahussain, habló por teléfono con Al-Fawzan justo un día antes del asesinato de Khashoggi, cuando el equipo de asesinos aún no había llegado todavía a Turquía.

En ese momento Al-Fawzan no se encontraba tampoco en Turquía, pero la fiscalía turca sospecha que con esa llamada los asesinos del disidente saudí querían cerrar su planificación del crimen buscando un lugar donde ocultar o deshacerse del cuerpo de Khashoggi, después de que su cadáver fuera descuartizado.

El empresario saudí, que compró el terreno de Yalova donde se construyó la mansión en 2014, abandonó Turquía antes de que se cometiera el crimen –el pasado 2 de octubre- y desde entonces no ha regresado al país. Se desconoce si el segundo empresario, Al-Omary, continúa desarrollando sus negocios en Turquía.

Jamal Khashoggi, columnista del Washington Post muy crítico con las políticas de la monarquía saudí –llegó a comparar al príncipe Salman con Putin- y exiliado en Estados Unidos, desapareció el 2 de octubre tras entrar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul cuando acudía a recoger unos documentos para poder contraer matrimonio en Turquía.

Las evidencias que hasta ahora han salido a la luz a raíz de la investigación de las autoridades turcas apuntan a que tras un violento interrogatorio en el que fue brutalmente torturado, Khashoggi fue estrangulado y posteriormente descuartizado por un grupo de 15 saudíes llegado esa misma madrugada desde Riad, y que incluía miembros de los servicios secretos y de la Guardia Real. El grupo abandonó el 2 de octubre por la tarde Estambul de regreso a Arabia Saudí.

Hasta ahora sin embargo no se han encontrado los restos mortales de Khashoggi, a pesar de que la policía turca ha registrado minuciosamente el propio consulado y la residencia oficial del cónsul saudí en Estambul, además de un bosque a las afueras de la ciudad; no obstante la policía turca sospecha que sus asesinos pudieron usar ácido para deshacerse del cuerpo.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet