Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Economía

La economía turca crecerá este año al 4,7%, según el Banco Mundial

Banco mundial world bank

09-05-2018 - 14:00 CET | Hispanatolia

Tras experimentar un crecimiento inesperado del 7,4% en 2017 que sorprendió a todos los expertos, el Banco Mundial prevé una moderación del crecimiento para la economía turca, lastrada por la inflación y la debilidad de la lira turca.

La economía de Turquía, que en 2017 ya sorprendió a todos los expertos y organismos internacionales con un crecimiento inesperado del 7,4%, experimentará este año un aumento del 4,7%, según el último informe económico para Europa y Asia elaborado por el Banco Mundial (BM), y dado a conocer el martes.

El estudio añade que el PIB del país euroasiático crecerá al menos al 4,4% en 2019, y al 4% en 2020; sin embargo las previsiones no son tan optimistas para uno de los principales problemas que sigue sufriendo la economía turca: la inflación.

Concretamente, el BM estima que los precios crecerán un 10,4% este año, mientras que la inflación será del 9% y el 8,2% en 2019 y 2020, respectivamente. Por su parte el déficit será del 5,7% en 2018, alcanzando el 5,6% en 2019 y el 5,5% en 2020, de acuerdo a las últimas previsiones elaboradas por el Banco Mundial.

“La fuerte recuperación económica en 2017 de Turquía se produjo a costa de un aumento de los desequilibrios macroeconómicos. El crecimiento en 2018, sin embargo, se proyecta que se moderará más cercano a su potencial del 4,7%. Se prevé que la pobreza disminuya, si bien a un ritmo más lento que en los años anteriores”, explica el informe elaborado por la institución financiera internacional.

“Entre los riesgos principales se incluyen la inflación y el endurecimiento de las condiciones financieras globales, todo lo cual podría reducir el acceso a la financiación exterior, elevar los costes de la deuda externa, y debilitar el balance externo”, añade el BM.

“La vulnerabilidad externa de Turquía sigue siendo elevada. El endurecimiento de la política monetaria de los EE.UU. en 2018 podría incrementar el ritmo y el volumen de la salida de capitales. Esto incrementa los riesgos para los intereses y los tipos de cambio para la deuda externa de Turquía. El sector privado se ve particularmente afectado dado que acumula el 70% de la deuda externa. Aunque la mayor parte de la deuda es a largo plazo, una lira turca más débil y unos costes de financiación externa mayores podrían impactar de forma adversa en los balances de las empresas”, concluye el informe.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet