Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Turquía comienza las celebraciones del Kurban Bayramı, la Fiesta del Sacrificio

Kurban bayrami fiesta sacrificio

15-10-2013 - 14:30 CET | Hispanatolia

Comentarios

Millones de turcos se unieron el martes a las celebraciones de la Fiesta del Sacrificio (Eid al-Adha, en árabe), una de las dos festividades más importantes para los musulmanes.

Millones de turcos comenzaron el martes a celebrar el "Kurban Bayramı" o Fiesta del Sacrificio (Eid al-Adha, en árabe), una de las dos festividades sagradas más importantes para los musulmanes. Desde el martes y durante cuatro días, la vida en Turquía se paraliza para la mayoría de los turcos, que aprovechan esta larga festividad para viajar a visitar a sus parientes lejanos y pasar el tiempo con familiares y amigos.

Para muchos la jornada del martes no se inició sin embargo en las carreteras -colapsadas desde última hora del lunes especialmente en las grandes ciudades- sino en las mezquitas, donde los más devotos acudieron a practicar las oraciones especiales que se llevan a cabo tras la salida del Sol para este día tan especial, tras lo cual se sacrifica un animal -generalmente un cordero una vaca- en gratitud hacia Dios y en recuerdo del sacrificio que el profeta Abraham estuvo dispuesto a hacer a Dios con su hijo Ismael.

Abraham es considerado en el Islam como uno de los grandes profetas de la historia de la Humanidad, al igual que Moisés o Jesús, siendo para los musulmanes el último y mayor de ellos Mahoma. Según cuenta el Corán -como la Biblia cristiana o la Torá judía- Abraham se mostró dispuesto a sacrificar a su hijo primogénito como prueba de su lealtad y sumisión a Dios (según el Corán es Ismael el protagonista de la historia de Abraham, a diferencia de la tradición judeo-cristiana, que otorga este papel a Isaac). Al final, Dios fue compasivo con Abraham, y éste agradecido decidió sacrificar un carnero en su lugar. Es durante esta festividad también cuando los musulmanes que pueden aprovechan para realizar el peregrinaje anual a la ciudad santa de la Meca.

Es tradición según lo prescribe el Corán dividir la carne del animal sacrificado en tres partes: una para la persona que ofreció el animal, otra para repartirla entre sus parientes, y otra parte para los necesitados, independientemente de su religión, raza o nacionalidad. El Kurban Bayramı es también una festividad en la que se recuerda a aquellos seres queridos que ya no están presentes, por lo que muchos turcos aprovechan para visitar las tumbas de familiares y amigos fallecidos durante estos días.

Otros simplemente optan por aprovechar estas fiestas para tomarse unas pequeñas vacaciones, lo que dispara el turismo en muchos lugares y "resorts" de Turquía, especialmente este año en el que los cuatro días festivos habituales se prolongan con el fin de semana. Se espera que este año los turcos gasten unos 10.000 millones de liras turcas (unos 3.700 millones de euros), 4.000 millones de ellas sólo en compra de animales para el sacrificio, además de un millón de turistas domésticos que desembolsarán de media entre 900 y 1.400 liras turcas (330 y 520 euros).

Un saludo común durante estas fechas es el saludo árabe "Eid Mubarak", que viene a significar algo así como "Bendito sea tu Eid", en referencia al nombre árabe de la festividad (Eid al-Adha), o también "Bayramın Mübarek Olsun", "Kurban Bayramı Kutlu Olsun", y otras formas similares que vienen a expresar lo mismo. Los jóvenes besan la mano derecha de los mayores y se la llevan a continuación a la frente, en señal de respeto, mientras que a los invitados que llegan a casa se les ofrece agua de colonia y dulces tradicionales turcos, como baklava o lokum (delicias turcas), y se les preparan platos de comida hechos con la carne del animal sacrificado por la familia. A los más jóvenes normalmente se les da también una pequeña cantidad de dinero.

Al igual que ocurre con festividades cristianas como la Semana Santa o Pascua, los canales de radio y televisión emiten en estas fechas toda una variedad de programas especialmente elaborados para estas fiestas, desde películas de temática religiosa hasta programas de música o discursos de felicitación de políticos y famosos. En toda Turquía se respira en estas fiestas una atmósfera muy positiva y se fomenta el amor y la solidaridad hacia el prójimo, la familia y los amigos. Es un tiempo para dar y compartir, y para recordar especialmente a aquellos menos afortunados que quizás no puedan disfrutar igualmente de estas fiestas, de ahí la obligación de repartir con los más necesitados. 

Otra de las "anécdotas" que se repiten cada año es el de los ciudadanos que acuden a los centros médicos y hospitales con cortes y heridas por intentar sacrificar ellos mismos el animal sin experiencia, aunque normalmente son dados de alta tras algunas curas. 

Más sobre: Religión

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet