Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Un tribunal turco ordena una compensación para una mujer despedida por estar embarazada

19-02-2018 - 17:00 CET | Hispanatolia

La mujer había denunciado que el empresario para el que trabajaba en Estambul la despidió el mismo día en que le comunicó su estado, citando como razón su ‘’bajo rendimiento por el embarazo’’.

Un alto tribunal de Turquía ha condenado a un empresario del país a pagar una compensación económica a una mujer a la que despidió citando como razón su “bajo rendimiento a consecuencia de su embarazo”.

En su demanda, la mujer –que trabajaba en atención al cliente- afirmó que el empresario, cuyo nombre no ha trascendido a los medios, decidió rescindir su contrato el mismo día en que le notificó que estaba embarazada, añadiendo que el hombre ni siquiera le permitió presentar un escrito de alegación contra su despido, tal y como estipulan las leyes laborales turcas.

En su defensa durante el proceso, el empresario rechazó que el motivo del despido fuese el embarazo sino que lo atribuyó a un “comportamiento inadecuado en el lugar de trabajo”, afirmando que la despedida había llegado a gritar por teléfono al director general de la compañía y que además había recibido previamente varias advertencias sobre incumplimiento de las tareas que tenía asignadas por contrato en la empresa.

Inicialmente un tribunal de Estambul había dictado sentencia dando la razón al empresario, por lo que la defensa de la mujer decidió apelar el caso ante la Corte de Casación de Turquía (Yargıtay), que finalmente concluyó que el empresario no había presentado pruebas suficientes para justificar que la víctimas hubiese “actuado inadecuadamente en el lugar de trabajo”.

Los testigos que comparecieron en el proceso judicial, incluyendo compañeros de trabajo de la demandante, rechazaron igualmente la afirmación de que ésta hubiese gritado o insultado al director de la compañía.

Con estas evidencias, el Tribunal de Apelaciones nº 9 de la Yargıtay dictó finalmente sentencia a favor de la mujer al considerar que la rescisión del contrato era nula por carecer de legalidad, por lo que obliga al empresario a pagar una indemnización económica a la víctima equivalente a cuatro veces su salario bruto mensual, salvo en el caso de que decidiera restituirla en su puesto de trabajo.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación