Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Denuncia que los médicos confundieron su resfriado con un cáncer

Erzurum negligencia medica cancer

10-10-2018 - 17:00 CET | Hispanatolia

Un hombre de la provincia turca de Erzurum lleva 3 años inmerso en una batalla legal, desde que un error médico le obligara a someterse a una quimioterapia que le provocó secuelas.

Un ciudadano turco ha denunciado ante los medios de comunicación un terrible caso de negligencia médica, después de que los médicos interpretaran los síntomas de un simple resfriado común como los de un caso de cáncer, obligándole a pasar por un tratamiento de quimioterapia.

La denuncia ha sido hecha por Yılmaz Kızıloğlu, un hombre de 48 años de edad residente en la provincia oriental de Erzurum, quien en febrero de 2015 acudió al Hospital Universitario Atatürk de la ciudad debido a que padecía fiebre y debilidad.

Tras ser examinado en el centro hospitalario, un informe patológico determinó que tenía un linfoma, por lo que tuvo que someterse a un total de cuatro sesiones de quimioterapia a consecuencias de las cuales sufrió varios efectos secundarios, incluyendo la pérdida del cabello.

Su hermano sin embargo, sospechando de las conclusiones del informe, acudió a otro hospital en Ankara solicitando un segundo diagnóstico; fue allí donde sus sospechas se confirmaron, dado que a raíz de los síntomas y análisis presentados los médicos de Ankara concluyeron que lo que había tenido Kızıloğlu era un simple resfriado, y no un cáncer.

A partir de ahí Kızıloğlu inició una batalla legal ante los tribunales contra el hospital de Erzurum que le diagnosticó erróneamente un linfoma: una lucha que se prolonga desde hace tres años y que se ha visto entorpecida por culpa del rector de la universidad.

Y es que el recto de la universidad a la que está adscrito el hospital se ha negado hasta ahora a autorizar a la fiscalía a presentar cargos contra el personal médico del centro, por lo que según estipula la legislación en Turquía el fiscal tiene las manos atadas y su caso no puede ir a juicio.

Mientras Kızıloğlu, quien el pasado mes de septiembre decidió apelar ante un tribunal superior en busca de amparo por su caso, afirma que su vida “se convirtió en un infierno” a causa de ese error médico.

“Perdí mi vigor y mi pelo por culpa de una quimioterapia que no era necesaria. No quiero volver a mirarme al espejo. Mis hijos me miran a la cara con los ojos llenos de lágrimas”, asegura el hombre, quien exige justicia y pide que “todas las personas responsables de este escándalo sean llevadas a juicio para que no puedan hacer daño a nadie más”.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet