Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Estambul podría sufrir 3 terremotos de magnitud superior a 7 grados

Turquia falla anatolia norte terremotos

19-07-2019 - 17:00 CET | Hispanatolia

Un estudio llevado a cabo por científicos de 3 universidades turcas concluye que la energía acumulada en la Falla Anatolia Norte al sur de Estambul debería desatar tres grandes terremotos.

Un estudio llevado a cabo sobre los terremotos ocurridos en los últimos siglos a lo largo de la Falla Anatolia Norte (NAF, por sus siglas en inglés), que atraviesa todo el norte de Turquía y el Mar de Mármara, ha concluido que la tensión acumulada en las placas tectónicas podría desembocar hasta tres seísmos de magnitudes entre 7,2 y 7,5 grados en la escala Richter a lo largo de esta falla, que se sitúa al sur de Estambul.

Turquía es uno de los países del mundo más activos sísmicamente y tiene varias fallas tectónicas activas que produce decenas de terremotos y temblores al día; pero la NAF, creada por el choque entre la placa de Anatolia y de Eurasia, es sin duda alguna la línea de falla más activa y peligrosa de todas y ha producido varios de los terremotos más devastadores de la historia.

El estudio fue llevado a cabo por científicos turcos de tres universidades del país: la Universidad Técnica de Estambul, la Universidad de Ankara, y el Observatorio Sismológico Kandilli de la Universidad del Bósforo; y sus conclusiones no pueden ser más claras: la región del Mármara –la más poblada del país y donde se encuentra Estambul- tiene muchas probabilidades de sufrir al menos entre tres y cuatro terremotos en los próximos años.

Sus conclusiones, basadas en los seísmos que han afectado Estambul y sus alrededores en los últimos 1.500 años, y que fueron publicadas en la prestigiosa revista internacional de geología Tectonophysics, indican que se esperan por lo menos tres grandes terremotos al sur de la ciudad de Estambul desde el este al oeste de la sección de la NAF que atraviesa la región, con magnitudes que alcanzarían los 7,5 grados, 7,4 y 7,2 grados respectivamente.

El estudio abarca los terremotos ocurridos en la región del Mármara en 1.500 años

Para llegar a este resultado los expertos turcos estudiaron en detalles los terremotos ocurridos en los últimos siglos en la región del Mármara por la que pasa la Falla Anatolia Norte, y que comprende desde la cuenca de Tekirdağ en el oeste, pasando por la cuenca de Kumburgaz y acabando en la cuenca de Çınarcık (provincia de Yalova) en el este.

A partir de ahí calcularon la magnitud potencial de los terremotos que podrían ocurrir en la región teniendo en cuenta los seísmos previos de entre 7,2 y 7,5 grados que se registraron entre 1509 y 1766.

El profesor Fatih Bulut del Observatorio Sismológico Kandilli de Estambul explicó que para determinar la magnitud de los terremotos futuros en su estudio, recopilaron datos sobre cuánta energía se acumulaba cada año tras una ruptura en la línea de falla.

“Según los datos geodésicos, si un segmento de una falla que se rompió hace 250 años acumula aproximadamente un centímetro de movimiento al año, si la placa comenzara a moverse ahora (desencadenando un seísmo) se movería una media de 2,5 centímetros durante un terremoto”, contó el profesor.

“Una falla puede permanecer 2.000 años dormida y desencadenar un gran terremoto”

Bulut destacó además el  hecho de que el segmento de falla en la cuenca de Çınarcık –al este de la región del Mármara- se movió por última vez en 1509, mientras que los segmentos central (Kumburgaz) y occidental (Tekirdağ) se desplazaron por última vez en 1766.

Hay muchas fallas de varios tamaños en Anatolia, pero acumulan movimiento de manera más lenta que la NAF, y no podemos predecir dónde y cuándo producirán terremotos, dado que el proceso de desencadenamiento de seísmos (en esas otras fallas) lleva mucho más tiempo”, dijo Bulut.

“Por ejemplo, una falla puede parecer quieta e inactiva durante 2.000 años, pero debido a que acumula un leve movimiento de 1 ó 2 milímetros al año, un día puede desencadenar un gran terremoto de forma inesperada”, subrayó el experto.

El Gran Terremoto del Mármara dejó en 1999 17.000 muertos

En el caso que nos concierte, la última vez que la sección de la Falla Anatolia Norte que atraviesa el sur de Estambul produjo un gran seísmo fue el 22 de mayo de 1766, matando a miles de personas y causando graves daños. Al oeste, la pequeña línea de falla de Ganos situada bajo el mar a unos 20 km al sur de la provincia de Tekirdağ desató un terremoto de 7,4 grados en 1912.

Al este sin embargo el último gran seísmo en la región está mucho más reciente en la memoria: hablamos del Gran Terremoto del Mármara, que con epicentro en Gölcük hizo temblar la tierra el 17 de agosto de 1999 durante 37 segundos con una intensidad de 7,4 grados en la escala Richter, matando a 17.000 personas en toda la región y dejando otras 43.000 heridas, además de más de medio millón sin hogar.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet