Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Turquía estudia restricciones para quienes rechacen la vacuna del coronavirus

Vacuna coronavirus(1)

09-06-2021 - 17:00 CET | Hispanatolia

Las personas sin vacuna podrían tener vetada la entrada a cines, restaurantes y centros comerciales. Los científicos insisten: la vacunación es la mejor arma contra el coronavirus.

Las personas que rechacen la vacuna del coronavirus en Turquía, aunque ésta sigue siendo voluntaria, podrían enfrentarse a restricciones tales como la prohibición de entrar en centros comerciales o comer en restaurantes, según informaciones publicadas en la prensa turca.

Los científicos están de acuerdo en que la vacunación, hoy por hoy, sigue siendo la mejor arma que existe para hacer frente a la pandemia de COVID-19, a falta de un tratamiento efectivo contra la enfermedad, y la única forma de poner fin lo antes posible a las medidas de confinamiento que han trastornado la vida diaria de la población y afectado seriamente a la economía.

Sin embargo, las vacunas y la campaña de vacunación contra el coronavirus siguen siendo una cuestión objeto de polémica para muchas personas, tanto por las dudas que siguen despertando entre una parte de la población debido a la rapidez con que se han desarrollado, como por todo tipo de teorías o informaciones difundidas a través de las redes sociales, en las que se llega a asegurar que las vacunas provocan magnetismo, que son parte de un plan para introducir microchips, o de una conspiración liderada por Bill Gates y relacionada con el 5G.

Prohibición de entrar a centros comerciales, restaurantes y cines

Turquía, como el resto de países, no ha sido ajena a estas dudas y teorías entre una parte de la población sobre la vacunación, por lo que el Ministerio de Salud puso en marcha una campaña de concienciación que incluye equipos que visitan a los ciudadanos que han rechazado la vacuna, para tratar de despejar sus dudas y convencerles de la importancia de vacunarse contra el coronavirus.

Aunque el porcentaje de turcos que rechazan vacunarse sigue siendo minoría, el gobierno turco parece que está barajando planes con medidas más drásticas para aquellas personas que rechacen vacunarse, ante el riesgo de que puedan contagiarse y, además, contagiar a otros. Según noticias aparecidas en medios turcos, aunque la lista de restricciones aún no está acabada, podría incluir medidas como prohibir a la gente que no se ha vacunado entrar en centros comerciales, restaurantes, cines, teatros y otros lugares públicos.

De esta forma, el gobierno de Ankara -que sigue manteniendo la voluntariedad de las vacunas- trataría de presionar a quienes rechacen vacunarse con medidas que les impidan hacer vida normal y, por tanto, les empujen finalmente a aceptar la vacuna; no obstante estas medidas también buscan la propia seguridad de quienes no se han vacunado.

Y es que las personas vacunadas pueden seguir contrayendo el virus e infectar a otros, por lo que quienes no hayan sido vacunados podrían resultar contagiados al entrar en contacto con una persona vacunada, que puede tener el virus y transmitirlo, pero no mostrar síntomas de la enfermedad debido a los anticuerpos desarrollados por la vacuna.

Con el actual ritmo de vacunación, la pandemia podría remitir en otoño

Los datos más recientes muestran que en Turquía son las personas entre 18 y 35 años -que son también las que menos cumplen las medidas contra el coronavirus- las que muestran un mayor rechazo o desconfianza hacia la vacunación. Desde enero, más de 31 millones de turcos han sido vacunados con al menos una dosis, principalmente de Sinovac y más recientemente de Pfizer. Ankara ha firmado recientemente un acuerdo para adquirir la vacuna rusa Sputnik V.

Mientras se estudian restricciones para para quienes rechacen la vacuna del coronavirus, el ministro de Salud de Turquía anunciaba recientemente que para finales de junio podría rebajarse la edad de vacunación contra el coronavirus hasta los 20 años. Los expertos creen que con el actual ritmo de vacunación, la pandemia podría remitir en otoño: si para entonces se alcanza el objetivo de que un 70% de la población esté vacunada, este podría ser el último verano con mascarilla, que dejaría de ser obligatoria en exteriores a partir de septiembre.

Más sobre: CORONAVIRUS

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet