Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

20 años de cárcel para el dueño de la mina donde murieron 301 mineros

Turquia desastre minero soma

16-06-2021 - 17:30 CET | Hispanatolia

En mayo de 2014, 301 mineros fallecieron en el peor desastre minero de la historia de Turquía tras declararse un incendio en la mina de Soma y quedar atrapados a 2 km bajo tierra.

Un tribunal turco emitió hoy una condena a 20 años de cárcel para el dueño de la mina de Soma, en la provincia turca de Manisa, en la que en 2014 murieron 301 mineros en un terrible accidente considerado como el peor desastre minero de toda la historia de Turquía.

Según informaron medios turcos, Can Gürkan, director ejecutivo y propietario de la compañía minera Soma Kömür Işletmeler (Operaciones de Carbón Soma) que gestionaba la mina donde se produjo el desastre, habría recibido una sentencia de 20 años de prisión, mientras que dos ingenieros de la mina recibieron condenas de 12 años de cárcel cada uno. Otro de los acusados fue absuelto.

Gürkan, que en 2018 había recibido una sentencia de 15 años de cárcel por al accidente (un veredicto que desató la indignación entre las familias de las víctimas), había sido puesto en libertad en abril de 2019, pero posteriormente un tribunal de apelación anuló esa decisión. Gürkan era uno de los 5 encausados del personal de la compañía minera, acusado de homicidio imprudente por negligencia deliberada por la muerte por asfixia de 301 mineros.

Cientos de mineros atrapados a 2 kilómetros bajo tierra

El 13 de mayo de 2014, un incendio se desató en la mina de carbón de Soma atrapando a cientos de trabajadores bajo tierra; el destino quiso que la mina en ese momento se encontrase más concurrida de lo habitual debido a que el fuego se produjo durante un cambio de turno. Aunque muchos mineros consiguieron salir, el resto quedaron atrapados a 2 kilómetros de profundidad y murieron asfixiados por el humo y la falta de oxígeno.

El desastre fue devastador para la pequeña comunidad minera de Soma, donde la inmensa mayoría de la población dependía de la mina y tenía un familiar trabajando en ella, y puso de relieve la falta de seguridad en muchas minas de Turquía, donde muchos empresarios no cumplían una legislación que, por otro lado, tuvo que ser reformada para aumentar las inspecciones y las medidas destinadas a proteger las vidas de los mineros.

Esa es la única lectura positiva que se puede sacar de la tragedia que asoló la mina de Soma y sesgó la vida de 301 mineros. El Estado turco pagó más de 2,5 millones de euros en compensaciones a los trabajadores supervivientes y a las familias de los fallecidos, a las que ofreció además ayudas y puestos de trabajo en el sector público, pues en muchos casos el minero fallecido traía a casa el único salario con el que vivía la familia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet