Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Un criminal de guerra bosnio croata se suicida durante el juicio en La Haya

29-11-2017 - 16:00 CET | Hispanatolia

Slobodan Praljak, de 72 años de edad, ingirió un veneno en presencia de los jueces después de que el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia confirmara su condena a 20 años por su papel en la destrucción de Mostar.

Un criminal de guerra de las fuerzas bosnio croatas condenado a 20 años de cárcel por su actuación durante la guerra de la antigua Yugoslavia, falleció el miércoles tras ingerir un veneno ante los magistrados después de anunciársele que el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) había rechazado su apelación.

Slobodan Praljak no es un criminal de guerra. Rechazo este veredicto con desprecio”, gritó en la sala Praljak, de 72 años de edad, bebiéndose a continuación el contenido de una botella que al parecer contenía veneno -según confirmó su abogada- poco después de que los jueces desestimaran su apelación y confirmaran su sentencia por su implicación en la campaña de limpieza étnica para expulsar durante los años 90 a la población musulmana de varios territorios de Bosnia controlados por fuerzas croatas, tras la disolución de Yugoslavia.

El juez que presidía el tribunal, Carmel Agius, ordenó inmediatamente suspender la audiencia y pidió que acudiera a la sala un médico para atender a Praljak; posteriormente la agencia de noticias oficial croata HINA confirmó -citando fuentes cercanas a Praljak- que éste había fallecido tras ingresar tras ser trasladado a un hospital. Varios medios bosnios también confirmaron la noticia.

Slobodan Praljak era uno de los seis líderes políticos y militares bosnio-croatas de la autoproclamada República Croata de Herzeg-Bosnia, que existió entre 1992 y 1995 durante la cruenta guerra que desangró Bosnia-Herzegovina tras la partición de Yugoslavia. Todos ellos, que recibieron condenas que juntas sumaron 111 años de prisión, habían presentado una apelación por sus sentencias ante el TPIY, establecido en 1993 por Naciones Unidas para juzgar los crímenes cometidos durante el conflicto. Precisamente la de hoy era una de las últimas sesiones que celebraba el TPIY antes de que sea clausurado oficialmente en diciembre.

Praljak había apelado la sentencia que en 2013 le condenó junto con el resto de líderes de la desaparecida república de Herzeg-Bosnia, después de que el TPIY le acusara específicamente de ordenar la destrucción en noviembre de 1993 del puente de Mostar –construido en el siglo XVI- lo que, según los jueces, “causó un daño desproporcionado a la población civil musulmana” de la ciudad al dejarla aislada.

Símbolo de la devastación durante la sangrienta guerra de Bosnia, el puente fue reconstruido años más tarde pero Mostar, escenario de cruentos combates entre las fuerzas croatas y musulmanas que destruyeron casi el 80% de la ciudad, nunca se recuperó del conflicto y las divisiones y tensiones étnicas entre sus habitantes aún persisten hoy día.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación