Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

El YPG da marcha atrás y desmiente un acuerdo para que las fuerzas de Assad entren en Afrin

Imagen del convoy de autobuses organizado por el YPG que entró el lunes en Afrin procedente de Alepo

Imagen del convoy de autobuses organizado por el YPG que entró el lunes en Afrin procedente de Alepo

20-02-2018 - 00:00 CET | Hispanatolia

Pese a las noticias divulgadas a partir de medios afines al PKK sobre un despliegue de las fuerzas de Assad en Afrin, únicamente un convoy de civiles organizado por el propio YPG entró el lunes en la región en lo que parece una maniobra propagandística.

Las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD) al que Turquía considera como la rama siria del grupo terrorista PKK, desmintieron a última hora del lunes que se hubiese llegado a un acuerdo con el régimen sirio para que sus fuerzas entrasen en el cantón de Afrin para ayudar a frenar el avance de las fuerzas turcas.

No hay ningún acuerdo. Sólo hay un llamamiento por nuestra parte al ejército nacional sirio para que entre y proteja las fronteras (ante el avance del ejército turco)”, declaró a agencias Nouri Mahmoud, un portavoz del YPG, 24 horas después de que otro portavoz del grupo citado por la agencia de noticias pro-PKK Fırat confirmase un acuerdo como el ahora desmentido con el régimen de Assad: un acuerdo que –según divulgó el domingo Fırat- preveía un despliegue de las tropas gubernamentales sirias en el plazo máximo de 48 horas.

Aproximadamente una hora antes de que el YPG desmintiera en su comunicado la existencia de un acuerdo con Damasco, el vice primer ministro y portavoz del gobierno turco Bekir Bozdağ respondía a las informaciones divulgadas por agencias como Reuters -basándose en las publicaciones de Fırat- afirmando que la existencia de un acuerdo semejante entre el YPG y Assad, no sólo era falsa sino que tal idea resultaba de hecho “irrealista”, especialmente dadas las complicadas relaciones entre el PYD/YPG y el régimen sirio.

Si las fuerzas del régimen de Assad entran en Afrin, darían luz verde a la división de Siria, y tal acción causaría un desastre en la región y tendría serias consecuencias”, aseguró Bozdağ, añadiendo que no se había producido ninguna confirmación oficial por parte de Damasco sobre un supuesto despliegue de sus fuerzas en Afrin, donde Turquía desarrolla desde el 20 de enero la Operación Rama de Olivo (Zeytin Dalı, en turco) para expulsar al YPG de la región.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan mantuvo el lunes también sendas conversaciones telefónicas con el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente iraní Hassan Rouhani para prevenirles de las consecuencias de una acción semejante por parte del régimen sirio, según publicaron medios turcos.

Al respecto de estas informaciones, un reportero de la televisión estatal siria Al-Ikhbariya TV había afirmado el lunes que las “fuerzas populares” entrarían “en cuestión de horas” en Afrin, donde el ejército turco ha tomado hasta la fecha el control sobre cerca de 80 poblaciones y zonas estratégicas y llevó a cabo el lunes grandes avances al norte, oeste y sur de Afrin, estrechando el cerco sobre ciudades como Rajo o Jandaris.

Sin embargo para la noche del lunes ningún soldado del régimen sirio había entrado en la región controlada por el YPG; por el contrario, los únicos que entraron el lunes en Afrin fueron un convoy de 5 autobuses con civiles residentes en el barrio de Sheikh Maqsoud –un barrio de Alepo controlado por el YPG- que, atravesando territorio bajo el control de las fuerzas de Assad, entraron en Afrin para apoyar las protestas contra la operación del ejército turco. El YPG ha organizado en las últimas semanas varios convoyes similares desde sus territorios con destino a Afrin, contando –eso sí- para ello con el permiso del gobierno sirio para atravesar los territorios bajo su control.

Las informaciones divulgadas por varias agencias y medios internacionales sobre un supuesto acuerdo entre el YPG y el régimen de Assad, confirmadas únicamente a partir de las publicaciones de medios afines al YPG/PKK como Fırat y de noticias divulgadas en cuentas afines al grupo en redes sociales, chocaban además con la posición adoptada por Rusia, que retiró en enero a las fuerzas que tenía desplegadas en Afrin para permitir la ofensiva de Turquía en la región y que tampoco ha impedido los bombardeos de los cazas turcos sobre Afrin. 

No es tampoco la primera vez que el PYD/YPG hace un llamamiento similar al régimen sirio para que proteja sus fronteras en un intento por frenar los avances del ejército turco y colocar la pelota en el tejado de Assad -pese a que el YPG se ha negado reiteradamente a entregar el control del territorio al régimen sirio- por lo que la maniobra informativo-propagandística de las últimas horas parece responder a un intento del grupo por presionar a Damasco y a sus aliados rusos y desviar la atención de su incapacidad para frenar a las fuerzas turcas.

El PYD/YPG ha mantenido una complicada relación con el gobierno de Assad desde el inicio de la guerra civil en Siria en 2011. El régimen sirio entregó voluntariamente el control del cantón de Afrin al YPG en 2012 ante el avance de la oposición y para centrar sus escasas fuerzas en las provincias del oeste y en Damasco; pero tanto Assad como sus aliados rusos creen que el PYD/YPG busca dividir Siria, creando tras la guerra un ente autónomo en el norte del país con la ayuda de EE.UU., cuyo apoyo logístico y con armas a la rama siria del PKK preocupa a Moscú y ha desatado las iras de Turquía.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación