Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Turquía pide a Rusia e Irán que frenen las masacres del régimen sirio en Guta

23-02-2018 - 16:00 CET | Hispanatolia

Desde que el régimen sirio y Rusia intensificaran el 18 de febrero sus bombardeos sobre este suburbio de Damasco en manos de la oposición, 426 personas han muerto, 98 de ellas niños, en lo que la ONU define como ‘’un infierno en la Tierra’’.

El ministro de exteriores turco Mevlüt Çavuşoğlu hizo el viernes un llamamiento urgente a Rusia e Irán, los dos principales aliados del régimen de Bashar al-Assad, a que frenen los bombardeos del gobierno sirio sobre el enclave de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, donde al menos 426 personas –incluyendo 98 niños- han muerto sólo en la última semana, a lo que hay que añadir más de 2.000 heridos.

“Los ataques aéreos sobre Guta son inaceptables. Rusia e Irán deberían detener al régimen sirio”, dijo Çavuşoğlu en declaraciones ante los periodistas realizadas el viernes desde Ankara, en las que añadió además que la ofensiva llevada a cabo por las fuerzas pro Assad en la provincia siria de Idlib ha supuesto una violación del acuerdo tripartito entre Ankara, Moscú y Teherán para establecer zonas de desescalada bélica en Siria.

El acuerdo firmado en mayo de 2017 por los tres países durante las conversaciones de paz de Astana (Kazajistán) establecía varias zonas de desescalada para fijar un alto al fuego entre el régimen sirio y las fuerzas de la oposición, como paso previo a unas negociaciones políticas que deberían poner fin a la guerra. Entre esas zonas de desescalada bélica, en las que se prohibía expresamente cualquier acto de agresión, se incluía Guta Oriental. Pese a ello tanto en este distrito de Damasco como en la provincia de Idlib el régimen de Assad y sus aliados rusos e iraníes han violado repetidamente el alto al fuego durante los últimos meses.

“Desde el inicio de la guerra en Siria, decenas de miles de personas han muerto sólo en Guta Oriental, y ya es suficiente. Estas personas no deben morir... La matanza de mujeres y niños: esto es un método típico del régimen”, declaró el ministro turco, pidiendo un alto al fuego inmediato.

Guta Oriental, un enclave en manos de la oposición situado al este de Damasco, ha estado sufriendo un duro asedio desde hace más de cinco años por parte del régimen sirio, que emplea proyectiles de mortero, bombas de barril lanzadas de helicópteros, bombas de racismo, armas antibunker y armas químicas para lanzar ataques indiscriminados contra un distrito donde viven atrapados más de 400.000 civiles, la mitad de los cuales son menores de 18 años.

Desde el inicio de la guerra civil en Siria en 2011, el régimen de Assad ha llevado a cabo al menos 46 ataques con armas químicas; uno de ellos, perpetrado el 21 de agosto de 2013 con gas sarín, dejó a las afueras de Damasco más de 1.400 civiles muertos, mientras que en los dos últimos meses ha llevado al menos tres ataques con gas cloro sobre la zona.

La campaña de bombardeos sobre Guta Oriental, que se ha intensificado especialmente desde el 18 de febrero, se ha convertido en una de las más terribles desde el inicio de la guerra que ahora entra ya en su octavo año, lo que llevó hace unos días al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, a afirmar que 400.000 civiles sirios en Guta Este están viviendo “el infierno en la Tierra”. Sólo en los últimos tres meses más de 700 civiles han muerto en este suburbio de Damasco, entre ellos al menos 109 mujeres y 185 niños.

Pese a ello e ignorando los llamamientos urgentes de toda la comunidad internacional para frenar las masacres en Guta Oriental, el régimen sirio volvió a bombardear el viernes la zona matando al menos a nueve personas, dos de ellas niños, según indicaron fuentes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, en ataques con artillería y desde el aire sobre los barrios de Douma, Zamalka y Hamouriyeh, entre otros.

Fuentes sobre el terreno indicaron que los equipos de Defensa Civil –los popularmente llamados “Cascos Blancos”- de Guta Este acudieron de inmediato a tratar de rescatar a las víctimas tras los bombardeos del viernes; sin embargo, y pese a que en los últimos días han podido rescatar con vida a cientos de personas heridas de entre los escombros, los ataques aéreos del régimen han alcanzado a más de una decena de hospitales y centros médicos de Guta Oriental, haciendo que sea ya prácticamente imposible tratar a los heridos.

Por su parte tanto el gobierno de Damasco como Moscú –que ayuda al régimen sirio en los bombardeos- afirman que sus ataques van dirigidos únicamente contra militantes “terroristas” para evitar que éstos lancen proyectiles de mortero sobre las zonas de la capital siria bajo control del régimen de Assad, acusando a los grupos rebeldes sirios de emplear a los civiles como escudos humanos.

El jueves y tras dos semanas de intensas negociaciones, Rusia anunció que seguía sin aceptar los términos de un acuerdo para aprobar una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que permita establecer un alto al fuego de 30 días de duración, que posibilite frenar las masacres y enviar ayuda a la población de Guta Oriental.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación