Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Netanyahu intenta distanciarse de su ministro de exteriores, Avigdor Lieberman

Netanyahu israel

29-12-2010 - 00:32 CET | Agencias/Hispanatolia

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, emitió un comunicado en el que subrayaba que su gobierno se desmarcaba de las polémicas declaraciones hechas sobre los palestinos y Turquía.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, emitió un comunicado en el que subrayaba que su gobierno se desmarcaba de las polémicas declaraciones hechas sobre los palestinos y Turquía por el ministro israelí de Exteriores, el extremista Avigdor Lieberman.

El ultraderechista Lieberman afirmó el domingo que su gobierno -presidido por Netanyahu- no debería buscar un acuerdo de paz con los palestinos sino intentar lograr un acuerdo provisional a largo plazo, y aseguró que en cualquier caso los palestinos no están interesados en un acuerdo de paz y sólo quieren engañar a Israel. "También tenemos la opción de recurrir a una política del látigo", dijo en tono amenazante refiriéndose a la Autoridad Nacional Palestina. Lieberman, que pronunció estas palabras durante una reunión que mantuvo el fin de semana con embajadores y cónsules en Jerusalén, dijo además que aunque Israel ofreciera a los palestinos Tel Aviv como capital y más territorios que los de las fronteras anteriores a la guerra de los seis días de 1967, "ellos encontrarían una razón para no firmar un acuerdo con nosotros".

El ministro de exteriores israelí, conocido por su intransigencia y sus salidas de tono, tampoco tuvo reparos en arremeter contra Turquía y volvió a insistir en la idea de que Israel no se disculpará con Turquía por el asesinato de nueve turcos durante el abordaje de la flotilla humanitaria encabezada por el "Mavi Marmara", que pretendía llevar ayuda humanitaria a Gaza a finales de mayo. Además no dudó en llamar mentiroso al ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoğlu, y en calificar las demandas de Turquía -que exige una disculpa e indemnizaciones para las familias de las víctimas como una "desfachatez", ya que según Lieberman es Ankara quien debería pedir perdón por sus provocaciones y por reunirse con Hamás y con los iraníes.

Estas declaraciones parecían contradecir el declarado deseo de Netanyahu de recomponer las necesarias relaciones con Turquía, así como los esfuerzos de Estados Unidos por mantener a flote el moribundo proceso de paz con los palestinos, paralizado por la negativa israelí a suspender la colonización judía en Cisjordania. Por eso la oficina de Netanyahu se apresuró a enviar una nota subrayando que los comentarios de Lieberman sólo reflejan su propia postura y no la del gabinete de gobierno israelí.

Como contrasentido a todo esto, y después de que Lieberman apareciera en la radio israelí contrariado por la nota enviada por Netanyahu y diciendo que ambos compartían "diferentes visiones del mundo", el primer ministro hebreo aparecía en una inesperada entrevista en la televisión del país y prácticamente repetía las declaraciones hechas por su ministro de Exteriores, prometiendo no disculparse con Turquía y diciendo que no descarta un acuerdo de paz provisional con los palestinos (evitando así el reconocimiento de un estado palestino independiente).

La explicación para algunos analistas habría que buscarla en la votación del presupuesto de este miércoles en la Knesset (parlamento israelí), para la que Netanyahu necesita los votos del partido extremista de Lieberman. Según la ley israelí, si no se aprueba el presupuesto antes de marzo habría que convocar a nuevas elecciones.

Para Ben Caspit, un popular columnista del diario israelí Maariv, Netanyahu quiere mantener a Lieberman en la coalición de gobierno a toda costa, incluso si para eso tiene que adaptarse a la particular "visión del mundo" del ministro de Exteriores. "Netanyahu no quiere perder a Lieberman en las próximas elecciones: ésa es su pesadilla", escribió Caspit.

Más sobre: Israel- Oriente Medio

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet