Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

Escocia e Irlanda del Norte piden referéndums de independencia tras el triunfo del Brexit

Reino unido brexit(2)

24-06-2016 - 16:00 CET | Hispanatolia

Las consecuencias del ‘’Leave’’ se dejan ya sentir en el Reino Unido, pero también en Europa, donde se piden ya referéndums similares. Turquía también estudia cómo afectará el Brexit a sus relaciones futuras con Londres y con la UE.

Los resultados arrojados por el referéndum del jueves que han dado la victoria a los británicos partidarios de abandonar la UE se han dejado sentir rápidamente no sólo a nivel económico en los mercados de todo el mundo, sino también en el campo político y paradójicamente en la propia cohesión del Reino Unido.

Apenas horas después de conocerse los resultados oficiales, el primer ministro David Cameron anunciaba su abandono del cargo indicando que presentará su renuncia tras el congreso de su partido en octubre. “He sido absolutamente claro acerca de mi creencia de que Gran Bretaña es más fuerte, más segura y mejor dentro de la Unión Europea... Pero el pueblo británico ha tomado una decisión muy clara de escoger un camino diferente, y como tal pienso que el país requiere un liderazgo nuevo para tomar este rumbo”, dijo Cameron, a quien muchos acusan de ser el principal culpable de haber impulsado un referéndum irresponsable que ha puesto al Reino Unido en una delicada posición.

La primera ministra de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, anunciaba también que tras el resultado de la votación un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia como el celebrado hace dos años es “altamente probable”. “No hay duda de que los resultados de ayer representan un cambio significativo y material de las circunstancias en que Escocia votó en contra de la independencia en 2014. Mi tarea ahora es actuar de forma responsable y en el interés de toda Escocia, y eso es lo que pretendo hacer. Estoy orgullosa de Escocia y de cómo votamos ayer. Hemos demostrado que somos un país moderno, abierto, inclusivo y que mira al futuro. Y decimos claramente que no queremos abandonar la Unión Europea”, insistió la líder escocesa.

También en Irlanda del Norte, donde la mayoría -y especialmente los distritos del oeste fronterizos con la República de Irlanda- votaron a favor de la permanencia, es patente el descontento por el resultado y el líder republicano irlandés y vice ministro principal, Martin McGuinness, afirmó que un referéndum sobre la unión con Irlanda es “un imperativo democrático”. “Ahora nos movemos en aguas desconocidas. Nadie sabe realmente lo que va a ocurrir. Las implicaciones para todos nosotros en la isla de Irlanda son absolutamente masivas. Esto podría tener implicaciones muy hondas para nuestra economía”, señaló McGuinness.

Pero también fuera del Reino Unido, en el continente, se han dejado sentir las consecuencias del referéndum. Líderes de ultraderecha y populistas de toda Europa se mostraron eufóricos, como la francesa Marine Le Pen, que pidió celebrar una consulta similar en Francia. También en Holanda el ultraderechista e islamófobo Geert Wilders del PVV pidió inmediatamente un plebiscito sobre la salida de Holanda de la UE. En Dinamarca, la formación populista y anti inmigración Partido del Pueblo Danés (DF), aliada del gobierno, exigió también celebrar una consulta sobre la salida del país de la Unión una vez se conozcan los términos en que el Reino Unido mantendrá su futura cooperación con la UE.

El Brexit podría retrasar las negociaciones entre Turquía y la UE

Turquía, que desde el primer momento se mostró a favor de una Europa fuerte y de un Reino Unido dentro de su seno, pidió tras conocerse los resultados de la consulta que la Unión Europea saque lecciones de lo ocurrido y adopte una visión más inclusiva. El primer ministro turco, Binali Yıldırım, subrayó en este sentido que Turquía y sus ciudadanos compartían con los británicos la insatisfacción con las políticas de la UE, como un país que lleva años negociando su integración sorteando todo tipo de obstáculos. 

Unas declaraciones que llegan además después de que en los últimos días desde Ankara se haya lanzado la posibilidad de realizar una consulta sobre la continuación de las negociaciones para la entrada de Turquía en la UE, iniciadas oficialmente en 2005 tras décadas de acercamiento pero que continúan estancadas, con varios de sus capítulos bloqueados y otros avanzando a un ritmo mucho más lento del que han conseguido otros países candidatos.

Algunos analistas comienzan ya a sopesar la posibilidad de que el Brexit pueda afectar negativamente a las ya de por sí lentas y difíciles negociaciones entre Bruselas y Ankara. Aunque aún es pronto para decirlo, las negociaciones entre Londres y Bruselas para la salida del Reino Unido de la UE podrían requerir al menos dos años; un tiempo durante el cual los 27 deberán además lidiar con intentos de celebrar consultas similares o renegociar las condiciones de adhesión en otros países miembros, posiblemente embarcándose además en una serie de reformas en el bloque europeo. Todo ello en conjunto augura unos años complicados para la UE en los que ésta deberá centrar sus esfuerzos en mantener su cohesión, y que posiblemente dejen poco espacio para abordar nuevas ampliaciones.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet