Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

El Parlamento Europeo aprueba la propuesta para suspender las negociaciones con Turquía

Ue diputados parlamento europeo

24-11-2016 - 17:00 CET | Hispanatolia

La moción, que no es vinculante para los gobiernos europeos, pide ‘’congelar’’ las negociaciones de adhesión con Ankara, que por su parte ha dicho que la resolución responde sólo a motivaciones políticas.

El Parlamento Europeo (PE) aprobó el jueves una moción que pide a los 28 Estados miembros la suspensión de las negociaciones para la entrada de Turquía en la Unión Europea (UE), citando las preocupaciones por la situación en el país tras el intento fallido de golpe de Estado que Turquía sufrió el pasado 15 de julio.

La votación, no obstante de carácter no vinculante para los gobiernos europeos, fue aprobada por 479 votos a favor, 37 en contra, y 107 abstenciones. Los eurodiputados acordaron nueve cláusulas de la moción que incluyen la palabra “congelar” –en referencia a las negociaciones de adhesión entre Ankara y Bruselas- alegando que Turquía está violando 7 de los 72 criterios exigidos para la continuación del proceso.

El texto aprobado el jueves afirma que Turquía ha empleado “medidas de seguridad desproporcionadas” durante el estado de emergencia declarado a raíz del intento de golpe de Estado, y que fue extendido en octubre durante otros tres meses; también cita las “serias preocupaciones” sobre la situación de los “detenidos y arrestados tras el intento de golpe de Estado, y acerca de las severas restricciones a la libertad de expresión y sobre la prensa y los medios en Turquía”.

Los líderes del Partido Popular Europeo –el mayor grupo político del PE- y del Grupo Socialista –el segundo más grande de la cámara- ya se habían manifestado a favor de la resolución presentada ante la cámara para congelar las negociaciones, pese a que la jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini, había advertido que suspender el proceso de adhesión de Turquía supondría una gran pérdida no sólo para Turquía, sino también para la propia Unión Europea.

Poco antes de la votación en el Europarlamento, el ex primer ministro sueco Carl Bildt había escrito en la red social Twitter: “Es obvio que muchos en el Parlamento Europeo han adoptado un enfoque populista a corto plazo, en lugar de una visión estratégica a largo plazo, sobre las relaciones con Turquía. Sería una estupidez estratégica de primer orden para la UE abandonar unilateralmente sus relaciones con Turquía”.

Por su parte tras conocer la noticia de la aprobación de la moción, el ministro turco para Asuntos de la Unión Europea, Ömer Çelik, reiteró la posición manifestada días antes por Ankara al afirmar que la decisión del PE era “nula y sin validez” y “nada que pueda ser tomado en serio”.

Respetaríamos la moción si fuera constructiva a pesar de ser crítica (con Turquía). Sin embargo, esta moción no tiene consistencia política. La han adoptado por motivos políticos. Aquellos que quieran enviarnos mensajes deberían saber que el mensaje del Europarlamento no pasará por la frontera de Kapıkule”, dijo Çelik refiriéndose a un paso fronterizo situado entre Turquía y la UE, junto a la frontera con Bulgaria.

Las relaciones entre Turquía y la UE han sufrido un deterioro notable en los últimos años y especialmente a lo largo de 2016. Turquía denuncia que los 28 no han cumplido su parte del acuerdo firmado en marzo para frenar la llegada de refugiados e inmigrantes a Europa y siguen poniendo trabas a la concesión del libre visado para los ciudadanos turcos, que recientemente la UE ha concedido sin embargo a Ucrania; Ankara también ha criticado el escaso y tímido apoyo de sus socios europeos tras el golpe de Estado o en la lucha contra grupos como el PKK, que la UE reconoce oficialmente como una organización terrorista al igual que Turquía, pero a la que en la práctica permite que lleve a cabo sus actividades de propaganda y reclutamiento en su territorio de forma prácticamente impune.

El domingo el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan declaró a su regreso de una gira por Asia que Turquía “no debería obsesionarse con la UE” a la vista del trato discriminatorio y la doble vara de medir que tienen los 28 con los turcos, y apuntó a la Organización de Cooperación de Shanghái como alternativa a la Unión Europea, una proposición que ha sido muy bien recibida por Pekín.

La semana pasada, criticando las amenazas vertidas entonces por varios líderes europeos sobre una suspensión de las negociaciones de adhesión con Ankara, el presidente turco lanzó un ultimátum a la UE diciendo que los 28 debían tomar una decisión sobre Turquía antes de finales de este año, y anunció la convocatoria de un posible referéndum en 2017 sobre la continuación de las negociaciones para entrar en la UE: una consulta en las urnas que, a tenor de las encuestas y del malestar de muchos ciudadanos turcos, posiblemente ganaría el “No”.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet