Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Turismo

300.000 turistas compraron entradas para visitar la Alcatraz de Anatolia

Sinop carcel alcatraz anatolia

27-01-2019 - 15:30 CET | Hispanatolia

Construida en el interior de una fortaleza erigida hace 3.000 años por colonos griegos, la antigua cárcel de Sinop se hizo famosa porque resultaba casi imposible escapar de ella.

Unos 300.000 turistas compraron durante el año pasado una entrada para visitar la antigua prisión de Sinop, apodada la Alcatraz de Anatolia y situada en la costa turca del Mar Negro, y que en la actualidad funciona como museo.

El histórico edificio, una fortaleza ubicada en la península de Sinop que entre los años 1887 y 1999 funcionó como cárcel hasta su clausura, y que desde el año 2000 es un museo abierto al público, ocupa una superficie total de 13.000 metros cuadrados y es una de las prisiones más antiguas de Turquía, por lo que se ha convertido en un popular destino para el llamado “turismo negro” que se relaciona con los lugares asociados a la muerte y la tragedia.

Los orígenes de la antigua cárcel de Sinop se remontan nada menos que al siglo VII antes de Cristo, cuando colonos griegos procedentes de Mileto refundaron la ciudad y construyeron la fortaleza defensiva en el istmo de la península de Sinop.

Ampliada y reformada a lo largo de los siglos por persas, romanos y bizantinos, su actual imagen cobró forma principalmente en el 72 a.C. durante el reinado del rey Mitrídates VI del Ponto. No obstante no es hasta 1568, ya bajo el dominio otomano de la región, cuando se documenta el primer uso de la fortaleza como mazmorra.

Con unos impresionantes muros de 18 metros de alto y 3 metros de ancho, flanqueados por once torres de 22 metros de altura, la moderna prisión fue construida dentro de la antigua fortaleza y estaba considerada de máxima seguridad.

Fue apodada en el siglo XX la “Alcatraz de Anatolia” debido a que resultaba casi imposible escapar de ella, y por las difíciles condiciones de vida que afrontaban los presos, que debían soportar un alto nivel de humedad debido a la proximidad del mar.

En declaraciones a medios turcos, el director de cultura y turismo de Sinop, Hikmet Tosun, destacó el creciente interés turístico durante los últimos años por este lugar, que recibió 300.000 visitas en 2018 y que se espera que sobrepase las 400.000 este año.

“El número de visitantes a nuestro museo continúa creciendo cada año. La mayoría de los visitantes que llegan a la ciudad no la abandonan sin ver este lugar... Creo que con la implementación de los proyectos que hay previstos, tendremos un museo que albergará a 800.000 visitantes (al año)”, aseguró Tosun.

Más sobre: sinophistoria

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet