Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Cultura

Fallece a los 90 años el famoso fotógrafo turco Ara Güler

Ara guler fotografo turco

18-10-2018 - 00:00 CET | Hispanatolia

El icónico fotógrafo turco de origen armenio, apodado “El Ojo de Estambul” y famoso por sus fotografías en blanco y negro, falleció a última hora del miércoles de un paro cardíaco.

El legendario e icónico fotógrafo turco de origen armenio Ara Güler, conocido también por su apodo de “El Ojo de Estambul”, falleció a última hora del miércoles a los 90 años de edad en un hospital de Estambul donde había ingresado tras sufrir un paro cardíaco.

Güler había ingresado a las 22:10 hora local en una unidad de cuidados intensivos en el Hospital Florence de Şişli (Estambul) tras sufrir una parada cardiorespiratoria, donde los médicos consiguieron reanimarle 55 minutos más tarde tras una intervención de urgencia, según confirmó a los medios su amiga Yasemin İnceoğlu, profesora de la Universidad de Galatasaray.

El fotógrafo sin embargo no consiguió superar el trance, y finalmente y pese a los esfuerzos de los doctores acabó perdiendo su batalla y su muerte fue confirmada a las 23:30 (22:30 CET), según confirmaron medios turcos a última hora del miércoles.

De 90 años de edad, Güler llevaba tiempo sufriendo problemas de salud, especialmente por un problema renal que le obligaba desde hacía años a someterse tres veces a la semana a diálisis.

Él mismo se había lamentado de las molestias que eso le causaba durante una entrevista concedida en 2015 a la agencia Anatolia, en la que se quejaba de que la diálisis le dejaba “aturdido”: “No puedo hacer nada durante tres días a la semana. Me lleva cuatro horas cada vez, y resulta insoportable”, declaró entonces.

Ara Güler, el ojo de Estambul

Güler era todo un icono en Turquía que había servido de inspiración a innumerables artistas y fotógrafos. Precisamente la celebración de su nonagésimo cumpleaños a finales de agosto coincidió con la inauguración en Estambul de un museo dedicado a su obra y su larga trayectoria.

Su carrera se extendió durante casi setenta años, siendo célebre por las fotos en blanco y negro de su bienamada Estambul. En los años 70 llegó a retratar a importantes personajes de la actualidad turca como Orhan Veli o Yaşar Kemal, y a personalidades internacionales como Winston Churchill, Alfred Hitchcock, María Callas, Salvador Dalí o Pablo Picasso.

Inició su vida profesional como fotoperiodista en 1950 trabajando para el diario Yeni İstanbul (Nuevo Estambul), pasando posteriormente a trabajar para el periódico Hürriyet.

En 1958 fue nombrado corresponsal en Turquía de la revista Time-Life, donde logró gran reconocimiento y le sirvió de trampolín para ser contratado por otras publicaciones internacionales, tales como Stern, Paris Match o el Sunday Times.

Fue de hecho el primer turco en convertirse en miembro de la American Society of Magazine Photographers. En 1961 fue reclutado por la agencia Magnum, una de las agencias fotográficas más importantes del mundo.

Además de retratar a personajes famosos, a lo largo de su carrera Güler también plasmó ampliamente en su obra los paisajes y las gentes de Anatolia; desempeñó también un papel protagonista en el descubrimiento y puesta en valor del yacimiento helenístico de Afrodisias, en la provincia de Aydın, en la actualidad declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La importancia de la obra de este fotógrafo turco-armenio reside en su capacidad para convertir ambientes cotidianos y personas comunes en lugares y personajes extraordinarios a través de sus fotografías.

Apodado “El Ojo de Estambul” por sus retratos en blanco y negro de la ciudad del Bósforo, acostumbraba a pasar sus días en los cafés de Estambul hablando con todo tipo de personas, escuchando sus historias y sus vidas y usando su objetivo para tratar de captar la esencia de cada individuo.

Güler tenía una definición muy especial para lo que hacía: decía que la fotografía no tenía que ser necesariamente arte, sino que debía mostrar cualquier hecho histórico. “Con una foto, capturas la historia, haces que la historia se detenga con una máquina”, llegó a afirmar en una ocasión.

Más sobre: estambularte

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet