Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan visita Libia como punto final de su gira por el norte de África

Erdogan libia

16-09-2011 - 13:00 CET | Hispanatolia

El primer ministro turco llegó el viernes a Trípoli tras visitar Túnez y Egipto, donde defendió una transición democrática en el mundo árabe inspirada por el modelo de Turquía.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan llegó el viernes por la mañana a la capital libia, Trípoli, como etapa final de un viaje que le ha llevado a recorrer toda esta semana los países protagonistas de la llamada "Primavera Árabe", y que ha incluido también Egipto -donde pronunció un histórico discurso ante la Liba Árabe- y Túnez.

La llegada de Erdoğan se produce justo un día después de que el primer ministro británico David Cameron y el presidente francés Nicolas Sarkozy hicieran el jueves una visita "sorpresa" a Libia, un movimiento que en círculos diplomáticos se ha interpretado como un intento de adelantarse a Turquía y frenar su influencia y la de su popular primer ministro, especialmente en un país rico en reservas petrolíferas como Libia.

Erdoğan fue recibido a su llegada al aeropuerto de Trípoli por el presidente del Consejo Nacional de Transición libio (CNT), Mustafa Abdel Jalil, así como por su vice presidente Mahmud Jibril y el embajador turco en Libia, Ali Kemal Aydin. Muchos empresarios y ciudadanos turcos que residen en el país norteafricano acudieron también a recibir al mandatario turco. La visita del primer ministro turco se produce precisamente cuando las fuerzas del nuevo gobierno libio parecen estar estrechando el cerco sobre los últimos bastiones que aún permanecen leales a Gadafi, incluyendo su ciudad natal de Sirte.

La importancia de esta visita, con la que Ankara busca apoyar la transición democrática en las naciones árabes del norte de África y de paso reafirmar su creciente influencia en la región, viene reafirmada por la amplia y notable delegación que acompaña al primer ministro de Turquía, y que incluye al vice primer ministro Bekir Bozdağ, el ministro de Exteriores Ahmet Davutoğlu, el ministro de Transportes Binali Yıldırım, el ministro de Energía y Recursos Naturales Taner Yıldız, el ministro de Economía Zafer Cağlayan y el ministro de Defensa İsmet Yılmaz.

Visita a Túnez

Durante la segunda escala de su gira, Túnez, Erdoğan volvió a presentar a Turquía como un modelo para los países árabes capaz de conjugar el Islam y la democracia, como ya hiciera estos días en Egipto, donde trató de convencer a los sectores más reacios como los Hermanos Musulmanes de que un estado laico no significa un estado sin religión, sino uno donde todas las religiones tienen su espacio y se respetan por igual.

Así lo hizo también en Túnez, donde se reunió con Rached Ghannouchi, líder del partido islamista moderado Ennahda (legalizado el pasado mes de marzo) y principal favorito para ganar las elecciones generales previstas para el próximo 23 de octubre. Precisamente Ennahda asegura tener en el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del primer ministro turco un modelo de referencia que conjuga laicismo y valores occidentales con raíces islámicas, a imagen y semejanza de los partidos demócrata-cristianos europeos. "El Islam y la democracia no son contradictorios. Un musulmán puede gobernar un estado de forma muy exitosa", declaró Erdoğan en Túnez, citado por el diario turco Hürriyet.

Ankara fue uno de los primeros países en apoyar los movimientos populares que acabaron con las largas dictaduras que durante décadas gobernaban en países como Libia, Egipto o Túnez. En este último país norteafricano, donde se iniciaron las revueltas que luego se extenderían por todo el mundo árabe y que concluirían con el derrocamiento y huída al exilio del presidente tunecino Abidine Ben Ali, el ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu ya realizó una visita oficial en febrero, convirtiéndose en uno de los primeros representantes extranjeros en viajar a Túnez tras la caída de la dictadura.

Más sobre: ErdoğanMagreb

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet