Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Turquía retira a su embajador en EE.UU. tras la resolución a favor del genocidio armenio

US congress

05-03-2010 - 04:27 CET Pablo Gómez | Hispanatolia

Turquía llamó a consultas a su embajador en Washington después de que el Comité de Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votara a favor de la resolución sobre el genocidio.

Turquía llamó ayer a consultas a su embajador en Washington después de que el Comité de Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votara a favor de una resolución que pide que los sucesos de 1915 sean calificados como un "genocidio", tal y como defiende la versión armenia.
 
A pesar de las presiones tanto por parte de Turquía como desde la propia administración Obama, temerosa de que una resolución así pueda dañor los lazos con Ankara, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes norteamericana aprobó por una ajustada votación (23 votos a favor y 22 en contra) una resolución no vinculante, que pide que la Cámara de Representantes de EE.UU. (la cámara baja) adopte la iniciativa en la que se exorta al gobierno norteamericano a que reconozca el llamado "genocidio armenio", que de acuerdo a la versión armenia de la historia tilda las luchas interétnicas que tuvieron lugar en 1915 entre turcos y armenios como un genocidio deliberado cometido por el entonces Imperio Otomano. El lobby armenio estadounidense lleva mucho tiempo presionando a la clase política en Washington para que EE.UU. reconozca oficialmente el "genocidio armenio".
 
Si bien la resolución no es vinculante y por tanto no implica -a la espera de una votación de toda la cámara- que la Cámara de Representantes vaya a adoptar la medida, Turquía ya había advertido que una resolución en ese sentido podría dañar las relaciones turco-americanas y el proceso puesto en marcha para normalizar las relaciones entre Turquía y Armenia, y había amenazado con retirar a su embajador en Washington en caso de producirse una resolución favorable.
 
En efecto, sólo dos minutos después de conocerse el resultado de la votación el gobierno turco emitía un comunicado condenando firmemente la resolución y anunciando que llamaba "a consultas" en Ankara a su embajador en Estados Unidos, Namık Tan, que recientemente había asumido el puesto. En el comunicado, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan mostraba su preocupación por el posible deterioro de las relaciones turco-americanas así como por el posible daño al proceso de reconciliación con Armenia.

"Condenamos esta resolución que acusa a Turquía de un crímen que no ha cometido", decía el comunicado. "Nuestro embajador en Washington Namık Tan ha sido llamado a consultas en Ankara esta noche tras el suceso", continuaba diciendo.
 
La resolución pide además al presidente norteamericano Barack Obama que se refiera formalmente a los sucesos de 1915 calificándolos como un "genocidio", lo que sitúa a Obama en un difícil compromiso. Por un lado el presidente estadounidense recibió muchos votos de la comunidad armenia en Estados Unidos durante su elección gracias precisamente a que aseguró que reconocería el llamado "genocidio armenio". Pero por otra parte, Obama sabe que Turquía es uno de sus principales aliados en la OTAN y que la ayuda de Ankara es muy valiosa para solucionar conflictos aún latentes en Irán, Irak o Afganistán.
 
De hecho la Secretaria de Estado Hillary Clinton telefoneó el día antes de la resolución al presidente del Comité, Howard Berman, para pedirle que evitara cualquier iniciativa que pudiera dañar los lazos con Ankara y el difícil proceso de normalización de relaciones entre Turquía y Armenia. Ese mismo día Obama telefoneó también al presidente turco Abdullah Gül para pedirle que Turquía ratificase el protocolo que Ankara y Ereván firmaron el año pasado para normalizar sus relaciones, pero que ambos países aún están pendientes de ratificar.

Ahora queda esperar la decisión de la Cámara de Representantes sobre la resolución, si bien anoche había dudas sobre si ésta llegará a someterse a votación. La razón está en que esta no es la primera vez que una resolución sobre el genocidio armenio es aprobada por el mismo comité; anteriores resoluciones similares fueron aprobadas en 2000, 2005 y 2007, pero en ninguna de esas ocasiones se sometió a votación en la Cámara debido a la presión ejercida por los gobiernos de Bill Clinton y George Bush para evitar daños a las relaciones con Turquía, considerado un "aliado vital" en Washington.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet