Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

El alcalde de Nicea le declara la guerra a las pintadas

Iznik nicea pintadas grafitis

22-08-2018 - 17:30 CET | Hispanatolia

Situada en la provincia de Bursa, İznik, la antigua Nicea, es una ciudad llena de historia muy importante para el cristianismo, pero los grafitis están arruinando sus murallas.

El alcalde de la ciudad de İznik (la antigua Nicea), una pequeña localidad situada en la provincia turca de Bursa, ha decidido declararle la guerra a los jóvenes que acostumbran a realizar pintadas y grafitis en las murallas de la ciudad, que tiene una enorme importancia en la historia del cristianismo.

“Escriben sobre el amor o palabras malsonantes en las murallas milenarias de la ciudad. Queremos que nuestra juventud reivindique su historia”, declaró a la agencia de noticias DHA Osman Sargın, alcalde de İznik, conocida haber sido la sede de dos importantes concilios cristianos y por su famosa cerámica.

“Nuestra ciudad puede convertirse en una de las paradas más importantes de la peregrinación cristiana. Tenemos además restos de las civilizaciones bizantina, selyúcida y otomana. Debemos proteger este patrimonio, pero necesitamos ayuda”, dijo Sargın.

Hace sólo una semana que habíamos borrado todos los grafitis, y ya han aparecido nuevos”, se lamentó el alcalde, quien añadió que aunque el ayuntamiento volverá a borrar las pintadas “vamos a continuar pidiendo a todo el mundo que respete nuestra historia”.

Localizada en medio de la ruta que atravesando Estambul une Europa con Asia, los orígenes de İznik se remontan hasta 2.500 años antes de Cristo. No fue hasta el siglo IV antes de nuestra era en que recibió el nombre con que históricamente se ha conocido siempre a İznik, Nicea, cuando uno de los generales de Alejandro Magno, Lisímaco, la llamó así en honor a su esposa Nike.

De manos griegas y macedonias pasó a formar parte del Imperio Romano, y más tarde de Bizancio tras la división del imperio y la caída de Roma. Nicea cobra sin embargo su importancia en el año 325 de nuestra era, cuando Constantino, primer emperador romano cristiano, convocó en la ciudad el primer concilio ecuménico de la cristiandad.

De aquí salió el llamado “Credo de Nicea”, que fijó por primera vez en la historia una doctrina común para todos los cristianos y estableció como válidos los cuatro evangelios conocidos de Lucas, Juan, Marcos y Mateo, calificando al resto de falsos o “apócrifos”.

En el año 787 Nicea acogió el 7º concilio en el que se decidió restaurar la veneración a los iconos cristianos, una práctica muy extendida entre los cristianos de Oriente que había sido suprimida por el emperador Leon III por influencia del emergente Islam.

Más tarde durante el siglo XIII Nicea sería temporalmente la capital del Imperio Bizantino tras el saqueo de Constantinopla por parte de los cruzados en 1204. Tras la captura de la ciudad por los otomanos comandados por Orhan Gazi en 1331, la antigua Nicea se convertiría en un centro cultural, comercial y artístico.

La ciudad pasaría a llamarse İznik, que se deriva de “Eis Nik”, nombre con que los bizantinos se referían a la ciudad derivado de la expresión “Eis Ten Nikaieon” (“Ir a Nicea”, en griego), de forma muy similar a como la antigua Constantinopla acabaría llamándose İstanbul.

Más sobre: bursahistoria

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet