Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Cultura

Arqueólogos encuentran en Turquía restos de un guerrero azteca

Bursa gemlik tumba inocentes 28d

28-12-2018 - 00:00 CET | Hispanatolia

La tumba fue hallada durante unas obras en la provincia de Bursa. El hallazgo ha sorprendido a los historiadores, que creen que pudo llegar a tierras otomanas tras la conquista de América.

Un equipo de arqueólogos turcos de la Universidad Uludağ ha encontrado en la provincia de Bursa, al noroeste de Turquía, restos de una tumba que se cree pudo pertenecer a un guerrero azteca: un hallazgo insólito que podría obligar reescribir los libros de historia.

El descubrimiento fue hecho durante las obras de construcción del futuro metro de la localidad de Gemlik, una pequeña ciudad portuaria en la provincia de Bursa; al parecer cuando los obreros habían perforado unos 4 metros el suelo se toparon con una losa que resultó ser una tumba, y que contenía restos humanos.

Rápidamente los responsables de las obras dieron aviso a las autoridades, que a su vez se pusieron en contacto con el jefe del Departamento de Arqueología e Historia de la Universidad Uludağ de Bursa, Mehmet Totolay, quien fue el primero en examinar los restos.

En un principio, el experto no pudo identificar su origen; si bien es frecuente que en esta zona se encuentren restos arqueológicos y tumbas de las numerosas civilizaciones que han habitado está región durante miles de años, los restos no parecían concordar con ninguna de ellas.

“Fue entonces cuando tuve una corazonada. Examiné algunos archivos históricos y contacté con un colega en México al que mostré lo que habíamos encontrado... Los dos no podíamos dar crédito a lo que era, pero era cierto: se trataba de un antiguo guerrero águila azteca”, comentó Totolay en declaraciones a periodistas turcos.

“Su uniforme y su armadura de algodón, su escudo, sus adornos de guerrero... Estaba todo. Incluso encontramos restos de un animal, creemos que un lobo, al que habían arrancado el corazón como parte del ritual para honrar a Huitzilopochtli, el dios del sol y la guerra”, aseguró el arqueólogo.

Tras la sorpresa inicial, quedaba buscar una explicación: ¿Qué hacía un guerrero águila azteca en Bursa? Totolay cree tener una explicación: “A partir de los restos hallados en la tumba, hemos podido determinar que el esqueleto pertenecía a un hombre que vivió entre finales del siglo XV y principios del XVI. Coincidió con la época de la llegada de los españoles a América. Creemos que vino a España con los primeros conquistadores, y que desde ahí llegó hasta lo que entonces era el naciente Imperio Otomano”.

Por ahora los arqueólogos siguen examinando la tumba y sus alrededores en busca de nuevas pistas, pero se barajan dos hipótesis sobre su llegada a tierras de Anatolia: “Una es que fue traído a España por el propio Colón, en uno de sus viajes, y que luego fue expulsado o huyó con los judíos sefardíes que tuvieron que abandonar España por orden de los Reyes Católicos. La marina otomana fue enviada a recogerlos (a los sefardíes) para darles refugio en el Imperio, y él pudo estar entre ellos”, aseguró el arqueólogo.

“La otra hipótesis es que su llegada fue más tardía, a principios del siglo XVI, y que llegó a España como esclavo capturado tras la muerte de Moctezuma. En aquella época los intercambios comerciales en el Mediterráneo eran frecuentes, y pudo llegar a tierras del Imperio Otomano como parte del comercio de esclavos, posiblemente desde Nápoles o Venecia. Bursa era por entonces la segunda ciudad otomana más importante, tras la propia Estambul”, explicó el experto.

Otra cosa que deberán averiguar también los historiadores y arqueólogos es cuál fue la vida que llevó este azteca al llegar a la actual Turquía. Totolay sostiene que las características de su tumba y el hecho de que fuera enterrado cerca de Bursa, antigua capital otomana, sugieren que pudo jugar un papel destacado en la corte del Imperio Otomano.

“Examinando los archivos históricos otomanos hemos sabido que hubo varios guerreros llegados de América que formaron parte de la guardia personal de los sultanes otomanos. Eran muy valorados por su fiereza y lealtad. Algunos incluso llegaron a convertirse al Islam. Posiblemente encontremos más tumbas como ésta en el futuro en esta zona de Turquía”, aseguró.

AVISO

Como muchos lectores ya se imaginarán, esta noticia es una broma con motivo del Día de los Inocentes ;)

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

1 Comentarios

  • Nissan Abril el Lunes, 4 de Marzo de 2019 a las 19:20:39

    JA JA JA! Qué graciosos, ya me había creído ésta historia!

    Denunciar

Mostrando del 1 al 1 de 1 registros.

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet