Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

El gobierno turco estudia la castración química para los pederastas

Matrimonio infantil nina

22-02-2018 - 17:00 CET | Hispanatolia

La indignación social a raíz del caso de una violación de una niña de 4 años y medio en el sur de Turquía, ha reabierto el debate sobre la aplicación de la castración química para los condenados por casos de abusos sexuales.

Una comisión gubernamental integrada por representantes de seis ministerios se reunió este jueves por primera vez en un proceso que debería concluir esta semana con nuevas propuestas de medidas para hacer frente a los casos de pederastia, especialmente tras los últimos casos que han sembrado la indignación entre la sociedad turca.

La reunión interministerial se produce en medio de un creciente debate entre el público turco sobre la reintroducción de la castración química para aquellos individuos que hayan sido hallados culpables de abusos sexuales a menores; un debate que ha resurgido tras la noticia que copó titulares en todo el país el pasado 10 de febrero, cuando un hombre fue arrestado en la provincia de Adana –al sur de Turquía- cuando fue sorprendido abusando de una niña de sólo 4 años y medio por los propios familiares de la víctima.

Actualmente la castración química está excluida de la práctica legislativa turca tras haberse intentado introducir por primera vez hace unos años sin éxito. En el caso de que finalmente se aprobase su aplicación, el gobierno ha querido dejar claro no obstante que se haría únicamente sobre personas que hubiesen sido condenadas en firme y una vez concluido todo el proceso de apelación, según subrayó el portavoz del ejecutivo, el vice primer ministro Bekir Bozdağ.

“En primer lugar tendría lugar el juicio. El castigo (con la castración química) sólo se aplicaría cuando el crimen haya sido establecido definitivamente. La ejecución del veredicto tendrá lugar después de que el tribunal haya tomado una decisión final”, incluyendo los procesos de apelación presentados por la defensa, explicó Bozdağ.

A raíz de la oleada de indignación pública desatada desde hace dos semanas por el caso de Adana, el presidente turco Tayyip Erdoğan aseguró esta semana que a partir de ahora se buscará aplicar “las penas más severas” a casos de este tipo que conmocionan a toda la sociedad.

“Aquellos que cometen estos crímenes deben quedar excluidos de la posibilidad de recibir sentencias reducidas. Las heridas infligidas a la sociedad son similares a las de matar a una persona. Las penas dadas a este tipo de crímenes deberían ir en línea con nuestros sentimientos”, dijo Erdoğan, añadiendo que el gobierno planea tener resulta la cuestión en cuestión de días.

En declaraciones hechas el jueves a la agencia de noticias estatal Anadolu, la ministra de Familia y Políticas Sociales Fatma Betül Sayan Kaya quiso dejar claro no obstante que la castración química sólo “suprime temporalmente” el deseo sexual mientras se aplica el tratamiento, y no es permanente.

Algunas asociaciones médicas en Turquía han presentado objeciones a la idea, alegando que las autoridades no deberían “mostrar las prácticas médicas como una condena”, y han sugerido que la castración química podría ser usada como condicionante en ciertos casos en los que el acusado quiera optar a la libertad condicional, por ejemplo. Sin embargo son muchas otras las organizaciones, incluyendo algunas como la Asociación Mujeres y Democracia (KADEM), las que apoyan la reimplantación de la castración química en el código penal y piden al gobierno que la legalice.

Por su parte el líder del principal partido de la oposición –el CHP- Kemal Kılıçdaroğlu ha mostrado todo su apoyo a los esfuerzos legislativos del gobierno sobre esta cuestión. La diputada del CHP Gülay Yedekçi denuncia además que sólo el 5% de los casos de violación a menores salen a la luz en Turquía, y afirma que el número de abusos a menores ha crecido un 700% y los casos superan ya los 300.000 al año.

El gobierno turco introdujo hace algunos años la práctica de la castración química para los abusos sexuales, pero en 2016 un alto tribunal echó para atrás su aplicación por considerar que los límites de la práctica no quedaban claros en la ley. Según las informaciones publicadas en medios turcos, la propuesta que barajaría ahora el ejecutivo sería aplicar la castración química a todos los casos de abusos sexuales, ya sean o no con menores de edad.

Actualmente la castración química se aplica como castigo para casos de abusos sexuales y pedofilia en países como Indonesia, Australia, Corea del Sur, Polonia, Rusia, y en varios estados de los Estados Unidos.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet