Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Un tribunal turco condena a 15 años de cárcel a un padre por besar en los labios a su hija

Nina abuso menores

18-07-2018 - 17:30 CET | Hispanatolia

Pese a que la fiscalía había pedido la absolución del hombre, divorciado de su esposa meses atrás, el tribunal consideró suficientes los testimonios de la madre y la niña, que contó que su padre le aseguraba que era algo normal.

Un tribunal de Ankara ha sentenciado a un hombre a 15 años de prisión por besar en los labios a su hija de 11 años de edad, en un caso relacionado con un proceso de divorcio en el que el fiscal sin embargo había pedido la absolución del acusado.

Según informó el diario turco Hürriyet, la sentencia fue emitida el pasado 11 de julio, después de que la esposa del acusado presentara una demanda de divorcio contra él acusándolo de haberla engañado con otra mujer. Un tribunal de Ankara aprobó en diciembre del año pasado la demanda, concediendo la custodia de las dos hijas del matrimonio a la madre.

Con permiso de la madre el pasado 9 de marzo una de las hijas, de 11 años de edad, pidió a su padre que acudiera a la vivienda para ayudarla con los deberes del colegio; sin embargo y después de que el hombre se hubo marchado del domicilio, la niña le contó a su madre que su padre le había dado un beso en los labios, por lo que la mujer decidió presentar una denuncia contra él.

En su declaración ante la policía, la niña contó que había pedido a su padre que fuera a su casa cuando la besó en los labios, pero aseguró además que no era la primera vez. “Él me besó en los labios, y me sentí mal. También me había besado en los labios cuando estaba durmiendo con él en casa de mi tía. No fue un beso largo. Cuando yo me enfadé (al besarme), él me dijo que yo era su hija”, contó la hija, quien no obstante dijo que no creía que su padre tuviera malas intenciones y que la abrazaba “como hace mi madre”.

Ante la Corte de Crímenes Graves nº 6 de Ankara, el acusado se defendió afirmando no haber practicado ningún abuso contra su hija, alegando que la demanda presentada por su exmujer contra él podría ser “un intento de venganza” tras el reciente divorcio del matrimonio.

Sin embargo y pese a que el fiscal había solicitado la absolución del hombre al considerar que no había pruebas en su contra, el tribunal finalmente aceptó la demanda de la acusación particular y condenó al exmarido a una sentencia de 15 años de cárcel, al considerar que los testimonios aportados tanto por la hija como por su madre constituían evidencias suficientes.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet