Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

El parlamento alemán reconoce el genocidio armenio

Alemania bundestag parlamento

02-06-2016 - 13:30 CET | Hispanatolia

Turquía anunció la retirada de su embajador en Berlín tras una resolución que Ankara aseguró que carece de base y ‘’distorsiona la historia’’, y que podría poner en riesgo las relaciones entre ambos países.

El Bundestag aprobó el jueves por práctica unanimidad una resolución afirmando que las muertes de armenios anatolios durante la I Guerra Mundial fueron un acto de “genocidio” cometido por los otomanos, en línea con las tesis defendidas por Armenia y su diáspora.

La moción fue aprobada por prácticamente la totalidad de los diputados de la cámara baja del parlamento alemán, con únicamente una abstención y un voto en contra de un diputado de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), el partido de la canciller Angela Merkel. Fue precisamente la CDU quien había llevado adelante la iniciativa junto con sus socios de gobierno, los socialdemócratas del SPD, y Los Verdes. Sin embargo ni la propia Merkel, ni el vice canciller y presidente del SPD Sigmar Gabriel, ni el ministro de exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier, asistieron a la sesión en la que se llevó a cabo la votación.

El día anterior a que se sometiera la moción a la aprobación de la cámara, el miércoles, unos 10.000 turcos portando banderas de Alemania y Turquía se manifestaron por las calles de Berlín condenando la propuesta y portando pancartas en las que podían leerse lemas tales como “Dejad de distorsionar la historia”, “No más mentiras sobre el genocidio” o “Larga vida a la amistad turco-alemana”.

Representantes de la numerosa comunidad turca en Alemania presentes en la protesta insistieron en la necesidad de que sea una comisión de expertos en Historia y no los políticos quienes esclarezcan si realmente hubo un genocidio contra los armenios en los años finales del Imperio Otomano.

Reacciones en Turquía

Nada más conocer la resolución aprobada en el Bundestag, el gobierno turco reaccionó considerándola “nula e inválida” y condenando una iniciativa que atribuye a los turcos otomanos un genocidio “sin fundamento alguno”.

“El hecho de que el parlamento alemán haya aprobado alegaciones distorsionadas y sin ninguna base como un genocidio, es un error histórico. La aprobación de esta propuesta por parte del parlamento alemán no es una decisión en línea con las relaciones amistosas que existen entre Turquía y Alemania. Esta decisión es nula e inválida para Turquía”, declaró el vice primer ministro turco Numan Kurtulmuş a través de Twitter. “Esta es una cuestión sobre la que científicos e historiadores necesitan llegar a una conclusión, no los políticos o los parlamentos. Como Turquía, sin duda daremos la respuesta necesaria a esta decisión en todos los foros”, añadió el portavoz del ejecutivo turco.

Por su parte el ministro de exteriores de Turquía, Mevlüt Çavuşoğlu, criticó también duramente la decisión del Bundestag a través de su cuenta oficial en Twitter. “La forma de cerrar las páginas oscuras en la propia historia (de Alemania) no es difamar la historia de otros países con decisiones parlamentarias irresponsables y sin fundamento alguno”, escribió Çavuşoğlu.

Precisamente el Ministerio de Asuntos Exteriores retiraba el jueves a su embajador en Berlín, Hüseyin Avni Karslıoğlu, al que llamó a consultas en Ankara nada más conocer la aprobación de la resolución en la cámara alemana. También desde el principal partido de la oposición en Turquía, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), se había condenado la iniciativa presentada en el parlamento alemán, y su líder Kemal Kılıçdaroğlu había expresado su apoyo al gobierno insistiendo en que lo ocurrido hace un siglo en Anatolia debería “ser dejado a los historiadores, no a los políticos”.

El primer ministro turco Binali Yıldırım había advertido que si bien su país no tenía intención de utilizar el reciente acuerdo sobre migración con la UE para frenar la llegada de refugiados a Europa como medida de presión para frenar la moción en el parlamento alemán, ésta representaba “un auténtico test de amistad”. “Algunas naciones que consideramos amigas, cuando experimentan problemas en su política interna, intentan desviar la atención de ellos... Esta resolución es un ejemplo de eso”, dijo Yıldırım durante un encuentro con miembros de su partido AKP.

Turquía no niega que cientos de miles de armenios murieran en aquellos años, pero rebaja su número a unos 300.000 y enmarca dichas muertes en el contexto del caos, la hambruna y los conflictos desatados en medio de la desintegración del Imperio Otomano y la I Guerrra Mundial, subrayando que un número mayor o igual de turcos y de miembros de otras etnias del antiguo Imperio Otomano murieron en aquellos oscuros años, muchos de ellos a manos incluso de nacionalistas armenios que se alzaron con ayuda de Rusia con el objetivo de establecer en la Anatolia Oriental lo que llamaban "la Gran Armenia".

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet