Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Armenia acusa a Azerbaiyán de buscar una guerra en el Cáucaso

Sarkisian armenia

10-11-2012 - 16:00 CET | Hispanatolia

El presidente armenio advirtió que habrá una respuesta militar "desproporcionada" si el gobierno de Baku intenta recuperar el disputado enclave de Nagorno-Karabaj.

El presidente armenio, Serg Sargsyan, acusó a su vecino Azerbaiyán de estar preparándose para un conflicto bélico en torno a la disputada región de Nagorno-Karabaj al tiempo que amenazó con una respuesta contundente al gobierno de Baku en caso de una guerra en la región.

"Por desgracia, creo que Azerbaiyán está a la espera de una ocasión para iniciar un conflicto. Confío en que semejante error no dañe al pueblo de Nagorno Karabaj y Armenia, pero el mayor daño sería para el pueblo de Azerbaiyán. No vamos a permanecer al margen si la población de Nagorno-Karabaj va a ser destruida", declaró Sargsyan el jueves al diario The Wall Street Journal, al tiempo que advirtió de una "respuesta desproporcionadamente fuerte" si Azerbaiyán intentaba cualquier acción contra el disputado enclave de mayoría armenia.

Según recogió el diario, el presidente armenio advirtió de las consecuencias que un conflicto entre los dos países podría tener para la región del Cáucaso Sur, que constituye un cada vez más importante corredor energético de vital importancia para el abastecimiento de gas y petróleo desde Asia Central a Europa, al tiempo que se mostro profundamente preocupado por la posibilidad de un ataque israelí contra Irán, país con el que Armenia comparte frontera e importantes relaciones.

En los últimos meses cerca de una veintena de soldados de ambos países han muerto en choques armados a lo largo del frente activo que Armenia y Azerbaiyán mantienen en torno al disputado enclave de Nagorno Karabaj, lo que ha disparado las alarmas entre países como Estados Unidos o la propia Unión Europea, preocupados por las consecuencias que traería un nuevo foco de inestabilidad en la estratégica región del Cáucaso Sur.

Las tensiones alcanzaron un nuevo pico el pasado agosto, cuando Hungría aceptó la extradición de un soldado azerí, Ramil Safarov, condenado en 2004 por el asesinato de un militar armenio durante un curso de entrenamiento de la OTAN en Budapest; el gobierno de Baku lo recibió como un héroe al tiempo que el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, le otorgaba casi de inmediato el indulto y le ascendía dentro del ejército. El gobierno de Ereván acusó a Budapest de cometer un "grave error" extraditando a Safarov y decidió cortar sus relaciones diplomáticas con Hungría.

La disputa entre los dos países por Nagorno Karabaj -una región enclavada en medio de Azerbaiyán pero cuya población era étnicamente armenia en su mayoría- se remonta a la desaparición de la antigua URSS, cuando el enclave pidió su incorporación a la vecina Armenia desembocando en una guerra entre los dos países que duró de 1991 a 1994, y que se caracterizó por numerosas atrocidades y denuncias de limpieza étnica.

La guerra concluyó con la expulsión de la minoría azerbaiyana de Nagorno-Karabaj y la ocupación por parte de Armenia del enclave y de varios territorios de Azerbaiyán en torno al mismo con el objetivo de unirlo por tierra a Armenia. En total unas 30.000 personas murieron en el conflicto, la mayoría de ellos civiles, y cerca de un millón -en su mayoría azerbaiyanos- se convirtieron en refugiados tras ser expulsados de sus hogares.

Desde el establecimiento del alto el fuego, en 1994, no se han logrado avances significativos en el conflicto. Azerbaiyán lleva tiempo advirtiendo que empleará la fuerza militar para liberar los territorios azerbaiyanos si no prosperan los esfuerzos diplomáticos, y exige la retirada incondicional de las tropas armenias, que serían sustituidas por fuerzas de pacificación, para conceder una amplia autonomía a Karabaj, que oficialmente sigue formando parte de su territorio. Por contra Armenia -único país que reconoce la independencia de Karabaj- defiende el derecho a la autodeterminación del territorio y pide la celebración de un referéndum que con toda probabilidad daría la victoria a los partidarios de la independencia de Azerbaiyán y su anexión a Armenia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet