Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Nueva tensión en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia

Soldado armenio karabaj

11-03-2013 - 21:00 CET | Hispanatolia

Azerbaiyán acusó el lunes a tropas armenias de la muerte de un soldado por un francotirador cerca de la línea divisoria con el disputado enclave de Nagorno-Karabaj.

Azerbaiyán acusó el lunes a tropas leales a su vecina Armenia de la muerte de un soldado azerí cerca del disputado enclave de Nagorno-Karabaj, según informó el ministerio de defensa azerbaiyano en un comunicado emitido desde la capital, Baku.

En el comunicado se indicaba que el fallecido, de 19 años de edad y de nombre Ali Abilov, había sido abatido el 10 de marzo en el distrito de Fizuli “a consecuencia de la violación del alto al fuego por el bando armenio”. En el mensaje se añadía además que la muerte del militar azerí se había producido por el disparo de un francotirador cerca de la línea divisoria con Nagorno-Karabaj, oficialmente un enclave azerbaiyano pero que está bajo la ocupación de fuerzas armenias desde la guerra que enfrentó a Armenia y Azerbaiyán hace 20 años.

La nota ministerial calificó lo ocurrido como una violación de la tregua firmada entre ambos bandos en 1994, en el que sería el último incidente de este tipo que se produce después de que el pasado 5 de febrero el gobierno de Baku acusara a tropas armenias de la muerte de dos de sus soldados también cerca de Nagorno-Karabaj.

Fuentes militares armenias en el enclave negaron cualquier violación de la tregua, mientras que el gobierno de Ereván no realizó comentarios sobre el incidente. Al menos 15 soldados de ambos países caucásicos fallecieron sólo en 2012 en incidentes transfronterizos, poniendo de relieve la frágil tregua que mantiene la estabilidad en una región vital para el suministro de energía desde el Caspio hacia Europa.

La disputa entre los dos países por Nagorno Karabaj -una región enclavada en medio de Azerbaiyán pero cuya población era étnicamente armenia en su mayoría- se remonta a la desaparición de la antigua URSS, cuando el enclave pidió su incorporación a la vecina Armenia desembocando en una guerra entre los dos países que duró de 1991 a 1994, y que se caracterizó por numerosas atrocidades y denuncias de limpieza étnica.

La guerra concluyó con la expulsión de la minoría azerbaiyana de Nagorno-Karabaj y la ocupación por parte de Armenia del enclave y de varios territorios de Azerbaiyán en torno al mismo con el objetivo de unirlo por tierra a Armenia. En total unas 30.000 personas murieron en el conflicto, la mayoría de ellos civiles, y cerca de un millón -en su mayoría azerbaiyanos- se convirtieron en refugiados tras ser expulsados de sus hogares.

Desde el establecimiento del alto el fuego en 1994, no se han logrado avances significativos en el conflicto, y Azerbaiyán –que ha incrementado notablemente en los últimos años su gasto militar- lleva tiempo advirtiendo que empleará la fuerza militar para liberar los territorios azerbaiyanos si no prosperan los esfuerzos diplomáticos.

Disturbios en Baku

Este nuevo incidente fronterizo se produce un día después de que la policía azerbaiyana arrestara a decenas de manifestantes durante una nueva protesta celebrada el domingo en Baku contra las muertes de reclutas en el ejército, surgidas a raíz de la muerte el pasado 7 de enero en un cuartel militar del soldado Jeyhun Gubadov, que se suma a la de otros soldados de reemplazo fallecidos en extrañas circunstancias durante el servicio militar.

Aproximadamente medio millar de activistas principalmente de la oposición se concentraron en el centro de la capital bajo el lema “no a las muertes en el ejército” y portando fotos de los soldados muertos fuera de combate en circunstancias extrañas. La protesta, que no había sido autorizada, fue sin embargo reprimida duramente por las fuerzas antidisturbios, que emplearon cañones de agua y pelotas de goma para dispersar a la multitud.

El ministerio de defensa de Azerbaiyán había informado inicialmente que Gubadov había muerto a causa de un paro cardíaco, pero su familia acusó a los militares de la muerte del joven asegurando que había sido golpeado hasta la muerte, lo que llevó finalmente al inicio de una investigación en la que cuatro soldados fueron arrestados.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet