Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Enfrentamientos entre policía y manifestantes en Kirguistán se saldan con 10 heridos

Kirguistan protestas

03-10-2012 - 20:00 CET | Agencias/Hispanatolia

Los manifestantes, convocados por el partido ultranacionalista Ata-Zhurt, exigían la dimisión del primer ministro e intentaron tomar la sede del parlamento.

Cientos de nacionalistas kirguisos intentaron tomar el miércoles la sede del parlamento de Kirguistán en la capital, Biskek, durante una protesta convocada para pedir la dimisión del primer ministro del país y que se saldó con numerosos heridos.

La policía empleó porras, botes de humo e incluso perros para dispersar al aproximadamente millar de personas que se concentraron en el centro de la capital convocados por los políticos nacionalistas Sapar Zhaparov y Kamchibek Tashiyev y que reivindicaban, además de la destitución del primer ministro Zhantoro Satybaldiyev y de otros altos cargos, la nacionalización de las minas de oro ubicadas al este del país.

Aproximadamente una decena de personas resultaron heridas, según confirmaron fuentes hospitalarias, después de que las fuerzas de seguridad se empleasen a fondo contra la multitud que intentó tomar al asalto tanto el parlamento nacional como otros edificios gubernamentales.

Kirguistán, un empobrecido e inestables país de algo más de cinco millones de habitantes ubicado en el centro de la estepa asiática, está gobernado actualmente por una coalición dirigida por el primer ministro Zhantoro Satybaldiyev. Este pequeño estado ha sido testigo de numerosas revueltas: las últimas en abril de 2010 causaron cientos de muertos y forzaron la huida al exilio del presidente Kurmanbel Bakiev, y a punto estuvieron de desembocar en una guerra civil. Pese a su escaso desarrollo económico, Kirguistán es un país situado en un punto estratégico y acoge a la vez bases militares rusas y estadounidenses.

Por su parte Zhaparov y Tashiyev son líderes del partido ultranacionalista Ata-Zhurt, que ha logrado atraer a muchos descontentos con la gestión del actual gobierno y goza de especial popularidad en el sur del país, la región que precisamente vivió algunos de los peores enfrentamientos en 2010.

La protesta del miércoles pretendía exigir la nacionalización de la mina de Kumtor, actualmente gestionada por una compañía privada canadiense (Centerra Gold) y a quien los críticos acusan de negligencia y de haber causado varios derrames tóxicos en los últimos años. La empresa se defiende por su parte negando las acusaciones de mal funcionamiento y recordando que la explotación de las minas de oro de Kumtor representan el 12% de la economía total del país.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet