Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El expresidente turco Abdullah Gül niega los rumores sobre su regreso a la política

Abdullah gul

05-05-2017 - 17:00 CET | Hispanatolia

El que fuera Presidente de Turquía entre los años 2007 y 2014 ha descartado regresar a la política activa, después de que el antiguo líder del partido CHP, Deniz Baykal, sugiriera que podría desafiar a Erdoğan en las presidenciales de 2019.

El que fuera Presidente de la República en Turquía entre los años 2007 y 2014, Abdullah Gül, quiso zanjar el viernes los rumores sobre su posible retorno a la vida política activa, concretamente para hacer frente a Erdoğan en las elecciones presidenciales de 2019, tal y como sugirió hace sólo unos días un diputado del partido opositor CHP.

“Serví como un presidente imparcial durante siete años, y después de que mi mandato terminó, dejé claro muchas veces que no formaré parte de la política diaria”, dijo Gül a los periodistas a raíz de que el expresidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Deniz Baykal, afirmara que Gül tendría muchas posibilidades si concurriera a las presidenciales de 2019, sugiriendo incluso que el CHP podría apoyar su candidatura.

“Estas declaraciones estaban en línea con las disputas internas de su partido... Yo no me las tomé en serio”, dijo Gül refiriéndose a las palabras de Baykal, actualmente diputado por Antalya del CHP, una formación que vive en estos momentos una lucha interna en la que un número creciente de sus miembros, encabezados por el diputado Muharrem İnce, piden un congreso extraordinario que redefina la estrategia del partido y elija un nuevo líder que sustituya a Kemal Kılıçdaroğlu al frente de la principal fuerza opositora en el parlamento turco.

“Sin duda el gobierno y Turquía necesitan ayuda para lidiar con sus problemas. Turquía afronta amenazas muy serias que están ocurriendo por primera vez en la historia, amenazas que vienen de fuera; para superarlas, debería haber solidaridad y acciones sosegadas”, dijo el expresidente, quien insistió en que no planea regresar a la política activa.

Turquía está cansada de polarización y de elecciones. Sobre este tema, Turquía tiene que mirar hacia adelante. Hay acontecimientos que amenazan los intereses nacionales de Turquía. Hay muchas demandas económicas y problemas y necesidades públicas que hay que cubrir. Todo el mundo debería centrarse en ellas y trabajar para resolver estos problemas”, subrayó Gül.

El hecho es que las declaraciones de Baykal apoyando un retorno a la política de Gül no han sentado bien ni siquiera en el seno del propio CHP; Gül fue junto con Erdoğan uno de los fundadores del AKP y sirvió en varios de sus gobiernos, y cuando en 2007 fue propuesto por su partido ante la Asamblea Nacional Turca para el cargo de Presidente de la República, despertó las iras entre las filas del CHP, una formación kemalista, porque su esposa Hayrünnisa Gül se cubría la cabeza con el tradicional velo islámico, algo inaudito en la historia de Turquía hasta entonces para ese cargo y que fue considerado como un atentado contra los valores laicos y de Atatürk por los sectores más kemalistas del partido.

La candidatura de Gül para la Presidencia desató una feroz campaña de desprestigio en su contra encabezada por el CHP pero a la que también se sumaron diarios kemalistas y ciertos sectores universitarios, y propició incluso una advertencia de intervención por parte del ejército en lo que fue conocido como el “e-memorándum”.

Después de que el CHP boicotease el proceso de elección en el parlamento, el Tribunal Constitucional declaró inválida la votación sobre la candidatura de Gül en medio de protestas masivas en todo el país de los sectores kemalistas. Todo ello obligó al AKP a convocar unas elecciones anticipadas ese mismo año que ganó contundentemente con el 47% de los votos, ampliando su mayoría absoluta en el parlamento para lograr a elegir sin obstáculos a Gül como nuevo presidente del país en agosto de 2007.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet