Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El presidente turco ordena investigar la masacre de Sivas

Abdullah gul

30-11-2012 - 14:00 CET | Hispanatolia

Abdullah Gül ordenó el viernes al Organismo de Auditoría Estatal (DDK) investigar los sucesos ocurridos en 1993 en el incendio del Hotel Madımak, donde murieron 33 intelectuales alevíes.

El presidente de la República de Turquía, Abdullah Gül, ordenó el viernes al Organismo de Auditoría Estatal (DDK, por sus siglas en turco) abrir una investigación en torno a las controversias que rodearon los sucesos ocurridos en 1993 en la ciudad de Sivas, al este de Turquía, cuando una multitud asaltó un hotel en el que se reunían un grupo de intelectuales alevíes matando a 33 de ellos.

La llamada Masacre de Sivas tuvo lugar el 2 de julio de 1993, cuando una turba enfurecida de nacionalistas asaltó el Hotel Madımak, situado en el centro de Sivas, donde se habían refugiado decenas de intelectuales alevíes que participaban en el Festival Cultural y Literario Pir Sultan Abdal; la multitud asaltó el edificio y le prendió fuego, en un trágico suceso en el que murieron 33 de los intelectuales, dos trabajadores del hotel y dos de los asaltantes.

Entre los fallecidos en aquella masacre estuvo el escritor Asım Bezirci, el poeta y cantante Nesimi Çimen, el también poeta Metin Altıok y el cantante de música tradicional Hasret Gültekin. Pese a la investigación abierta recientemente por un tribunal sobre aquel suceso tras casi dos décadas de silencio, el caso fue cerrado a principios de este año porque la mayoría de los delitos habían prescrito, una decisión que dejó libres a decenas de sospechosos causando una gran controversia entre el público y la indignación de las asociaciones de alevíes, una corriente religiosa del Islam distinta del sunnísmo -mayoritario en Turquía- que tiene entre 12 y 15 millones de seguidores en Turquía.

Precisamente el presidente turco fue uno de los que alzó la voz tras aquel controvertido veredicto diciendo que no se había esclarecido todo lo ocurrido en la masacre. "Este es uno de los incidentes más trágicos de nuestra historia", recordó entonces Abdullah Gül.

En un comunicado publicado por la web oficial de la presidencia y difundido el viernes por la prensa turca, Gül anunciaba su decisión subrayando que es bien sabido que "las consecuencias del incidente que tuvo lugar el 2 de julio de 1993 en Sivas -y su impacto en aquellos que se vieron afectados por él- aún persisten", añadiendo además que el suceso en el Hotel Madımak presenta "profundas ambigüedades y dudas con respecto a la percepción y la comprensión de la naturaleza real de los incidentes, y con respecto a las conclusiones que se han extraído previamente".

La decisión tomada ahora de ordenar al DDK abrir una investigación sobre aquellos sucesos se produce después de que cerca de una veintena de representantes de asociaciones alevíes y sunníes visitaran al presidente en el Palacio Presidencial de Çankaya para pedirle que no se dejara enterrado el caso. La comunidad aleví de Turquía lleva tiempo denunciando que hubo negligencia por parte de las autoridades a la hora de evitar lo ocurrido y que el asalto al Hotel Madımak, lejos de ser una acción espontánea, fue algo planificado y organizado de antemano.

El DDK, un organismo dependiente directamente de la Presidencia de la República, ha cobrado un especial protagonismo en los últimos meses gracias a las investigaciones abiertas en torno a la muerte del difunto líder del Partido de la Gran Unidad (BBP) Muhsin Yazıcıoğlu -fallecido en marzo de 2009 al estrellarse su helicóptero en plena campaña electoral- y más recientemente por las pesquisas iniciadas para determinar las causas reales de la muerte del ex presidente turco Turgut Özal, sobre la que la prensa turca aseguraba hace unos días que se habrían descubierto indicios de envenenamiento. El DDK también investiga las responsabilidades de los funcionarios con respecto al asesinato el 19 de enero de 2007 en Estambul del periodista turco-armenio Hrant Dink, a petición de su propia familia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet